No sabéis las ganas que tenía de escribir una reseña en la que os dijese que por fin había podido disfrutar del trabajo de Geoff Johns en la Liga de la Justicia y, con motivo de este crossover, «La Guerra de la Trinidad«, por fin lo puedo hacer. No sólo eso: la colaboración de Jeff Lemire se nota para bien, y el trabajo artístico está incluso mejor.

Liga de la Justicia: La Guerra de la Trinidad

Edición original: DC Comics – The New 52 FCBD Special Edition, Justice League núms. 22 y 23 USA, Justice League of America núms. 6 y 7 USA, Justice League Dark núms. 22 y 23 USA
Guión: Geoff Johns, Jeff Lemire
Dibujo: Doug Mahnke, Gene Ha, Ivan Reis, Kenneth Rocafort, Mikel Janin
Formato: Rústica, 200 págs. A color.
18,50 €

Hace siglos que Pandora recorre el mundo, condenada a observar los estragos que causó cuando abrió su famosa Caja. Pero ¿qué contiene dicho artefacto? Superman es el primero en averiguarlo, y las consecuencias afectarán a todas las Ligas de la Justicia y a algunos de sus aliados, que se sumirán en un conflicto conocido como la Guerra de la Trinidad cuyas consecuencias a corto plazo ni siquiera imaginan.

Si recordáis mi reseña del cuarto volumen de la Liga de la Justicia, Preludio a la Guerra de la Trinidad, mi conclusión venía a ser algo así como que no acababa de entender porqué seguía esperando que Geoff Johns lograse hacer despegar la serie de una santa vez, estaba bastante cansado de tanta pose, chorradas y demás y me estaba planteando muy seriamente el dejar atrás la Liga de la Justicia, al menos hasta la llegada de otro guionista, sin embargo, bueno, “La Guerra de la Trinidad” prometía, encima tenía cruces con la Liga de la Justicia de América (que igual ha mejorado, pero que no me gustó tampoco en sus inicios y teniendo a David Finch de dibujante pues como que le puse la cruz en su quinto número) y con la Liga de la Justicia Oscura (y aquí sí que me picaba la curiosidad, y muchísimo) por lo que, me decidí a pedir una copia de prensa de este quinto volumen con la auto-promesa de que si este tomo ya no me gustaba, dejaría la serie. 

En ECC, o en DC, parece que fueran conscientes de ese hecho porque nada más abrir el tomo nos encontramos con una portada firmada por Jim Lee que, de verdad, me parece de lo mejor que ha hecho en diez años, pero la cosa mejora dentro porque él no es el encargado de dibujar ni una sóla página de este cross-over que suma a las tres alineaciones de las Ligas de la Justicia, y a sus dibujantes regulares (con una pequeña ayuda de Gene Ha y Kenneth Rocafort, en el cómic del Free Comic Book Day que también se incluye aquí); Doug Mahnke, Ivan Reis y Mikel Janin, los tres se las apañan para dibujar un cross-over espectacular, aunque tengo que reconocer que me he llevado una sorpresa superagradable con Mikel Janin, tanto que estoy mirando de poder leerme los números de la Justice League Dark para ver si es tan buen dibujante como dan a entender sus páginas en este volumen.

Pero hablemos un poco de la historia, básicamente por fin se resuelve la duda de quién era Pandora, para luego pasar de ella olímpicamente durante el cross-over (esperaba que tuviese algo más de chicha, igual se cuenta todo en su serie regular) pero lo interesante es ver cómo se pelean se enfrentan las tres versiones distintas de las Ligas de la Justicia y descubrir qué sucede con la caja de Pandora, qué está matando a Superman y porqué él ha matado a sangre fría al Doctor Luz. La típica historia que se va complicando con cada página mientras tenemos a un titiritero en las sombras manipulando a los héroes y sin que ninguno, ni siquiera Batman, se acabe de dar cuenta del todo. Vale que la pelea final es un tanto absurda (no se acaba de explicar qué provoca los efectos de la caja y hay un par de inconsistencias argumentales) pero esa última página me parece francamente espectacular. 

Decía al comienzo de la reseña que Geoff Johns me había decepcionado muchísimo en su trabajo en la Liga de la Justicia y la Liga de la Justicia de América, vale que contar con la “ayuda” de Jim Lee y de David Finch (dos dibujantes a los que les tengo cierta antipatía) no le ayudó pero es que las historias… en fin, el caso es que con la Guerra de la Trinidad parece que la cosa remonta el vuelo, estoy bastante seguro de que la ayuda de Jeff Lemire se nota, pero este tomo es tan entretenido que se pasan por alto un par de detallitos inconsistentes. Habrá que ver qué sucede con Maldad Eterna, aunque lo que está claro es que la trinidad de las Ligas está ahora unida… aunque sea frente a un enemigo común.

En ECC Ediciones ha tomado la decisión de unificar el cross-over en un único volumen, ponerle un precio adecuado (19 euros por 200 páginas), complementarlo con un par de artículos y… a dejar disfrutar al lector, no hay que hacer nada más, y la verdad es que es una edición estupenda.

En definitiva, si hasta ahora la Liga de la Justicia no me convencía… este volumen me ha hecho cambiar de opinión y estar deseando leer los próximos números, ¡a ver cómo salen de esta!