La producción francoalemana «Holy Motors» de Léos Carax ha sido la gran ganadora del Festival de Cine Fantástico de Sitges y ha obtenido los premios a la mejor película, la mejor dirección, el Premio José Luis Guarner de la crítica y el Méliès d’Argent al mejor filme europeo. «Chained» de Jennifer Lynch ha recibido el Premio Especial del Jurado.