¡Ahora sí! Comienza la etapa de Brian Michael Bendis en la Legión de Superhéroes, una serie que realmente empezó en el número 0, pero es aquí donde se siente que realmente estás leyendo a la Legión, y es que el trabajo de Ryan Sook también luce muchísimo.

Legión de SuperhéroesLegión de Superhéroes 1     
Edición original: Legion of Super-Heroes núms. 1-3 USA
Fecha de edición: agosto de 2020
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Ryan Sook, Travis Moore
Tinta: Wade Von Grawbadger
Color: Jordie Bellaire
Formato: Rústica, 80 páginas. Color.
8,5€

¡Bienvenidos al Siglo XXXI! Inspirados por los actos de los héroes más grandes de todos los tiempos, la Legión se ha reunido para evitar que la galaxia repita los errores del pasado. Pero, ¿qué hace Jon Kent, más conocido como Superboy, en la Legión? ¿Qué pasa con el tridente perdido de Aquaman? ¿Y de verdad hay un planeta que se llama Gotham? Tras construir los cimientos de la nueva etapa en Legión de Superhéroes núm. 0, Brian Michael Bendis (Superman) y el artista Ryan Sook (El Hombre de Acero) presentan esta epopeya de ciencia ficción en el futuro lejano del Universo DC.

Brian Michael Bendis supo apostar inteligentemente por el regreso de la Legión de Superhéroes y lo ligó a la trama principal de su etapa en Superman e incluso hizo que Jon Kent envejeciese fuera de toma para poder integrarlo junto al equipo de héroes del futuro y para ganar algo más de expectación. La verdad es que la jugada le salió muy bien, pero creo que cometió un error con ese “número 0” que se publicó antes del número 1 de la serie regular, pero vayamos al grano.

Este segundo volumen de la serie regular de La Legión de Superhéroes es exactamente lo que esperaba de una serie ilusionante, con un inicio realmente impactante en el que los legionarios se enfrentarán con diversos problemas, y especialmente grave es el hecho de haber traído a Superboy, Jon Kent, al futuro, algo por lo que la Legión tendrá que responder ante la Presidencia de Planetas Unidos, pero como los problemas se van sumando casi de inmediato y uno de los equipos de la Legión consigue crear un problema diplomático sin igual por mantener la propiedad de un artefacto rescatado de manos criminales: el tridente de Aquaman.

Legión de Superhéroes

Pero eso no es nada porque mientras los miembros de la Legión de Superhéroes andan en pequeños conflictos Superboy, Jon Kent, se las apañará para complicar aún más las cosas al traer a cierto héroe/amigo de su pasado al presente de la Legion, que, irónicamente, será uno de los principales motivos por los que lo trajeron al futuro: ese joven héroe se va a convertir al nuevo Hitler.

No quiero avanzar más sobre la trama porque la verdad es que el volumen anterior, el número 0, ya nos dejó con muchas ganas de saber hacia dónde pretendía ir Brian Michael Bendis, y por lo visto en este volumen os aseguro que estoy disfrutando muchísimo con la serie y tan sólo espero que el guionista estadounidense se mantenga en este nivel, y en el título, durante mucho más tiempo que el que ha pasado en Superman, serie que conviene leer para entender qué hace Jon Kent en la Legión de Superhéroes, aunque aquí se resume muy brevemente.

Da gusto ver cuando Bendis está trabajando y disfrutando en un título y desde luego tiene toda la pinta de que esto es así en la Legión de Superhéroes, lo que garantiza que todos disfrutemos, aunque este tipo de historias ligeras de los 3 primeros números van a cambiar, esa es mi apuesta, y es que la revelación que se presume para los siguientes números pueden cambiar el ambiente de la serie.

En cuanto al dibujo hay que destacar que el trabajo de Ryan Sook es exactamente lo que me gusta de un grupo de superhéroes juveniles, un trazo muy deudor de Alan Davis (o eso o es que yo quiero verlo en todas partes), con unos personajes plasmados con gran plasticidad y expresividad. Sinceramente, si mantienen a Sook como dibujante regular la Legión de Superhéroes va a seguir siendo uno de mis títulos favoritos.

Se echa en falta en la edición de ECC apostar por algo que de más empaque al título, artículos sobre la Legión en sus anteriores encarnaciones, o incluso sobre los autores.

En definitiva, aunque eché pestes de Brian Michael Bendis en alguna de sus etapas en la Competencia ahora no puedo negar que disfruto enormemente del trabajo que está haciendo en DC Cómics (excepto por El Incidente Leviatán, ese título no me gustó nada de nada), y junto a Superman estás son las dos series que más me interesan.