Joan Navarro, en un ejercicio de autocrítica que le honra y que más de uno podría imitar, ha repasado sus grandes fracasos del año en Glénat (ahora EDT). Entre otros, la edición de tebeos en catalán: 250 títulos publicados y solamente 345.000 ejemplares vendidos.