Este cuarto volumen de «Ladrón de Ladrones» sirve para cambiar la perspectiva que Robert Kirkman tenía de la sèrie. A partir de este momento serán Andy Diggle, Shawn Martinbrough y Adriano Lucas, quienes lleven la batuta regularmente, aunque bajo las directrices de Kirkman, y no podría haberles salido mejor la jugada.

ladron-de-ladrones-4Ladrón de ladrones 4
Edición original: Thief of thieves #20-25 USA
Guión: Robert Kirkman, Andy Diggle
Dibujo: Shawn Martinbrough
Color: Adriano Lucas
Formato: Libro rústica, 136 págs. color.
14,95€

Siguen las aventuras de Conrad Paulson, el mejor ladrón de guante blanco del mundo. Todo empieza cuando Paulson decide abandonar su estela de crímenes y posar sus miras en sus excompañeros. Así, jura hacerse solo con lo que ha sido previamente robado para tratar de enmendar todos sus errores. Pero tal vez sea demasiado tarde para redimirse…

Confesaré que he tenido, imperdonablemente, aparcada la lectura de Ladrón de ladrones 4, además no entiendo por qué, si he disfrutado con las tres anteriores entregas, pero el caso es que Ladrón de ladrones se mantenía en la pila de lectura mientras iban cayendo otros títulos que me apetecía leer más en determinado momento y eso hacía que acabase postergando más y más la lectura de la serie creada por Robert Kirkman y Shawn Martinbrough. Ayer, por fin, me puse a leerlo y me metí de lleno en la historia que nos plantea un Andy Diggle que se ha hecho, claramente, con la serie y que nos ofrece los mejores momentos de una serie que, a lo tongo, ya alcanza su número 25 y está más fresca que nunca.

ladron-de-ladrones-4-aEste cuarto volumen, que incluye los números 20 a 25, nos muestra cómo Conrad Paulson se ha metido en un buen lío tras el trabajito de Venecia y cómo sus problemas no dejan de aumentar al llegar a los USA donde Lola no parece dispuesto a dejar de contar con sus servicios y donde las amistades de Redmon pueden volverse contra él… y dado que contar con la ayuda de la familia no es una opción Paulson se encuentra en una posición muy comprometida y sus planes de dejar una vida de delincuencia no parece que vayan por buen término.

Andy Diggle se suponía que estaba de paso en Ladrón de Ladrones, pero después de estos números, de ver la calidad a la que ha elevado la serie y cómo la hace suya… puede que el sello Skybound naciese como una forma de que Robert Kirkman pudiese experimentar y publicar proyectos propios que luego pondría en otras manos (o proyectos de otros) pero Ladrón de ladrones ha encontrado al guionista perfecto, incluso cuando Diggle se permite el lujo de cambiar de tercio y temática de la serie (ya lo veréis). Quizás por eso ha seguido guionizandola… porque su trabajo ha sido superior al de Nick Spencer y James Asmus… y por goleada.

Por cierto, el dibujo de Shawn Martinbrough le sigue sentando como un guante a Ladrón de Ladrones, no me imagino a otro dibujante al cargo de la serie (sobre todo porque es Martinbrough el que da estabilidad a la serie), aunque llama la atención el cambio de colorista, que ahora pasa a ser Adriano Lucas, y que le da un estilo más propio de otro tipo de películas de acción, al cambiar la “iluminación”. El resultado sigue siendo muy bueno.

En cuanto a la edición de Planeta Cómic, impecable para una edición “económica”, se agradece el interesante artículo que acompaña esta cuarta entrega de Ladrón de Ladrones.

Hasta hace unos pocos días estaba considerando dejar de seguir Ladrón de Ladrones, esta cuarta entrega en la que Andy Diggle hace de las suyas ha hecho que cambie de opinión, ¡no la puedo dejar!