«La sospecha de Sofía» es una novela de ficción histórica ambientada en la segunda mitad del siglo XX, concretamente en el Madrid franquista de los 60 y 70, en el Paris del 68 y en el Berlín separado por el muro. En estos a priori interesantes escenarios se desarrolla una facilona y previsible historia familiar repleta de amores, engaños y traiciones, todo contando con excesiva parafernalia como si de una telenovela de varias temporadas se tratara.

La sospecha de Sofía
Paloma Sánchez-Garnica
ISBN:  978-84-08-20562-3
Editorial: Planeta
Idioma:  Castellano
Número de páginas:  654
Dimensiones: 15,5 x 23,5 cm
Fecha edición: 1/03/2019
Precio: 21,90 €

La anodina vida de Sofía y Daniel cambia radicalmente cuando él recibe una carta anónima en la que se le dice que Sagrario, a la que venera, no es su verdadera madre y que si quiere conocer la verdad de su origen debe ir a París esa misma noche. Intrigado, pregunta a su padre por esta cuestión y él le recomienda que lo deje pasar, que no remueva el pasado. Sin embargo, hay preguntas que necesitan una respuesta y esta búsqueda desencadenará una sucesión de terribles acontecimientos y encuentros inesperados de infortunado desenlace que trastocará su vida y la de su mujer, Sofía, para siempre. Madrid, París y su mayo del 68, el muro de Berlín, la Stasi y la KGB, los servicios de contraespionaje en la España tardofranquista y tres personajes en busca de su identidad son las claves de esta fantástica novela con el inconfundible sello de Paloma Sánchez-Garnica.

La sospecha de Sofía es una novela de ficción histórica sin grandes pretensiones, de lectura fácil (a pesar de lo cual entre 250-300 páginas le sobran), entretenida siempre que se lea por encima los interminables fragmentos que no aportan nada al desarrollo de la acción, ya que su valor intrínsicamente literario es escaso.

Cuenta la historia de una pareja de gemelos separados al nacer, hijos de una familia perdedora de la guerra civil que debe exiliarse para poder seguir existiendo. La madre para poder escapar de la España franquista debe abandonar en Madrid a uno de los gemelos, ya que en el viaje solo se le permite ir con uno. Treinta años más tarde la familia vive en el Berlín comunista, los padres fieles acólitos del régimen, el gemelo y su hermana pequeña ya víctimas del “no future” que les ofrece el sistema. A pesar de ello, Klaus, el gemelo de Berlín, trabaja para la Stasi para purgar pecados anteriores.

En Madrid quedó Daniel, el otro gemelo, entregado a una cercana a la élite franquista con dificultades para procrear. Aprovechando que la mujer pierde su hijo en parto, le entregan a Daniel diciéndole que es su hijo. Así crece hasta ser abogado de éxito, y marido de una prometedora científica que abandona su pasión para quedarse en casa.

La vida de Daniel da un giro, cuando recibe una carta anónima diciéndole que su familia no es la que él cree, y que si quiere conocer a su verdadera familia debe ir a Paris. Daniel sale de su zona de confort para emprender un viaje que trastocará su vida y la de todo su entorno, tanto la de su familia madrileña (padres, esposa -especialmente la de ésta- e hijas), como la de su familia de la RDA, (padres, hermano gemelo y hermana).

No contarémos nada más de la acción por si alguien se aventura a leer el libro, no haremos más spoilers de los necesarios, a partir del viaje se suceden una serie de desventuras en las que los diversos personajes se aman, traicionan, reencuentran, mueren y perdonan, o no. Todo en tres escenarios excesivamente tópicos, quizás el más alejado de tópicos simplistas y el que está un poco más desarrollado, es el Berlín dividido por el muro. Es curiosa la diferencia de tratamiento de los dos escenarios principales, el Madrid franquista y el Berlín comunista. La opresión, el control social y la ausencia de libertades solo se anuncian levemente en el primer caso, mientras que en el segundo es el leiv motiv de la novela.

En resumen, La sospecha de Sofía es una novela fácil de leer por el lenguaje utilizado y las referencias históricas excesivamente naifs y simplistas. Puede resultar entretenida como lectura rápida para adictos a pseudo novelas de espías de la Europa ex-soviética.