linea_separadora

Mucho antes de Jane Foster, hubo una majestuosa Diosa del Trueno en Asgard: Tormenta.

Una de las más épicas de todas las sagas mutantes, “Las Guerras Asgardianas“, apareció originalmente en el año 1985 en tres colecciones del universo mutante, Alpha Flight, Nuevos Mutantes y X-Men, y reunió a los tres grupos de mutantes en un crossover de dimensiones épicas en la dorada Asgard, la tierra de los dioses nórdicos. De la mano del maestro británico Chris Claremont, y el alucinante arte de Paul Smith y Arthur Adams, éste en uno de los primeros trabajos para Marvel tras haber deslumbrado con “Longshot”, “Las Guerras Asgardianas” llevaba a todos los mutantes a una lucha de proporciones gigantescas contra Loki, el Señor de las Mentiras en dos actos: el primero, en dos números de “X-Men” y “Alpha Flight”, y el segundo, en dos anuales de “Los Nuevos Mutantes” y “X-Men”. En total, una aventura con cuatro entregas, con docenas de personajes mutantes involucrados (Karma, Bala de Cañón, Warlock, Magik, Lobezno, Coloso, Tormenta, Vindicador, Estrella del Norte, Puck, Ave Nevada…), todos con un papel importante en la función, en una historia que no olvidaba ni a los dioses asgardianos, ni a los enanos, ni a los elfos oscuros, ni a las valquirias, ni a los trolls. Ni al malvado hermanastro de Thor, por supuesto.

Si os apetece descubrir, o recuperar, esta fantástica saga con todo el sabor del mejor cómic de superhéroes de los años ochenta, Panini Cómics está recogiendo las etapas clásicas de Marvel Comics en la colección Marvel Gold, y “La Patrulla-X: Las Guerras Asgardianas” está entre ellas.

linea_separadora