La llegada de Brian Michael Bendis dio un impulso a los mutantes, que ya tan sólo contaban con Jason Aaron para darle lustre, y nos ofreció un cross-over tan emocionante como “La batalla del átomo“.

La Nueva Patrulla-X 3: La Patrulla-X de Brian Michael Bendis: La batalla del átomo
(Marvel Now! Deluxe)
Edición original: X-Men: Battle Of The Atom 1, 2, All-New X-Men 16 y 17, X-Men v2, 5 y 6, Uncanny X-Men v3, 12 y 13 y Wolverine & The X-Men 36 y 37 USA
Guión: Brian Michael Bendis, Jason Aaron
Dibujo: Stuart Immonen, Chris Bachalo
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 264 págs. a color.
26€

Con “La batalla del átomo”. Algo horrible ocurre con La Patrulla-X original que sacudirá el espacio y el tiempo hasta sus cimientos. La situación es tan desesperada que La Patrulla-X del futuro viajará al presente con un mensaje: ¡Los Cinco Originales deben volver a su tiempo!

Ni Cisma ni ningún otro evento consiguió reengancharme a los mutantes, tan sólo el aterrizaje de Brian Michael Bendis en la franquicia mutante y el traer del pasado a la Patrulla-X consiguió convencerme de que había que disfrutar de su etapa aquí, aún cuando no conociese en profundidad a los mutantes y prácticamente los hubiese ignorado por completo en su estancia en la franquicia de Los Vengadores.

Y es que las cosas en la Patrulla-X no acababan de ir muy bien, tras el Cisma que separó los caminos de Lobezno, reconvertido en profesor de jóvenes mutantes en la Academia Jean Grey, y Cíclope, autoproclamado líder rebelde y protector de la especie mutante (si os fijáis uno se quedó con el trabajo arriesgado y el otro se partió el culo protegiendo a los mutantes), y que aún fue a peor tras el regreso del Fenix, su fragmentación, la posesión de varios mutantes y la muerte del Profesor Xavier a manos de Cíclope.

Por decirlo con suavidad, en la oficina mutante habían perdido el norte y es algo que se notaba en algunas series de relleno, pero no en la excelente etapa de Kieron Gillen al frente del Equipo Extinción de la Patrulla-X. Aún así la llegada de Bendis sirvió para convulsionar al resto de títulos y en poco tiempo nos encontramos con un cross-over bien estructurado entre todos los títulos de enjundia de la Patrulla-X cuando una supuesta Patrulla del futuro llega al presente para ordenar, que no aconsejar, que la joven Patrulla-X regrese al pasado.

Ojo, aquí tenemos un problema y es que por mucho que vengan mutantes del futuro a visitar al equipo siempre se ha tenido cierto escepticismo con lo que viene del futuro… menos esta vez, en la Patrulla-X de Lobezno se admite sin rechistar lo que dicen los visitantes y se intenta forzar a los jóvenes a regresar al pasado, sólo Kitty Pryde y Jean Grey se niegan, a las que seguirán Rachel Grey y el Cíclope joven. El resto agacha la cabeza y asume que DEBEN regresar en el tiempo. Por suerte estos 4 mutantes desconfían y mientras la Patrulla-X se dedica a perseguir a la Chica Maravillosa y Cíclope Kitty y Rachel les intentan ayudar.

No es hasta mitad de historia que, de repente, los guionistas deciden que “¡Lobezno tenía razón!” cuando se ha comportado como un pelele más de la mitad de la historia. No, Lobezno no tenía razón, la tenían Kitty y Jean, Scott y Rachel. Por suerte el Cíclope del presente decide ayudarles y ahí es cuando empieza la magia, cuando Cíclope y Lobezno se enfrentan verbalmente por la custodia de los jóvenes mutantes del pasado.

A todo esto, la Patrulla-X del futuro resulta no serlo y una auténtica Patrulla viaja al presente para desenmascarar y derrotar a la Hermandad de Mutantes Diabólicos del futuro.

Soy consciente de que puede parecer un tanto confuso, pero os aseguro que esta Batalla del átomo que firman Brian Michael Bendis y Jason Aaron es un divertimento como hacia años no ofrecían los mutantes, una demostración de que la franquicia, en aquellos días, vivía por y para Lobezno y Cíclope, y la demostración de por qué hoy en día sus historias son tan poco reseñables: han perdido a sus mejores personajes. Por cierto, ese Cíclope en modo estratega, que ayuda a la joven Patrulla-X por principios, y por meterle un gol a Lobezno, es de lo mejorcito que han hecho con el personaje.

Gráficamente La Batalla del átomo es aún mejor, con Stuart Immonen y Chris Bachalo cómo se dibujan cómics de superhéroes, una master class de talento.

En definitiva, este Marvel Now! Deluxe es una maravilla gracias a una historia que tan sólo busca divertir y entretener al lector en una historia muy deudora de otras grandes historias mutantes y que viene en un formato y en una edición impecables.