Alejandro Jodorowsky y Moebius formaron uno de los dúos más sólidos, destacados y extraños de la historia del cómic. De sus mentes lisérgicas y de las manos incomparables del artista conocido como Jean Giraud, Gir o Moebius, según la ocasión, tuvimos el placer de disfrutar algunas de las obras más importantes del noveno arte. No, «La loca del Sagrado Corazón» no es una de esas obras destacadas, pero los genios también tienen días en los que se levantan más inspirados que otros.

lain Zacarías Mangel lo tiene todo. Enseña filosofía en la Sorbona, es rico, está felizmente casado y goza del reconocimiento de sus colegas. El día en que cumple 60 años, sin embargo, su vida se derrumba. Elisabeth, una bella y joven estudiante, le confiesa entonces que ha tenido una revelación divina: Mangel la dejará embarazada y provocarán el segundo advenimiento de Juan Bautista. Cuando Alain se deje llevar por las fuerzas salvajes que se empeñan en dominar su vida, empezará un viaje espiritual que pondrá a prueba sus nociones de realidad.

La historia del cómic contemporáneo está inevitablemente ligada a Alejandro Jodorowsky Prullansky y Jean Henri Gaston Giraud. La imaginación del chileno se alió con el talento del francés para engendrar obras esenciales en la evolución de la historia del cómic de la segunda mitad del siglo XX. El encuentro acertado de estos dos estilos complementarios, uno al guión y otro al dibujo, nacidos en las corrientes culturales y artísticas de los años setenta, en esas llamadas ‘marginalidades dinámicas’ y alimentados, ambos y de forma evidente, por las maneras del surrealismo (un movimiento al que llegaron cuando ya estaba en franca decadencia), nos regaló obras mayúsculas como «El Incal» y obras destacadas como «Los ojos del gato«. Y al margen, una obra difícil que mezcla psicodelia, mesianismo, sexo, muerte y resurrección en «La loca del Sagrado Corazón«, un ciclo también conocido como «El Corazón Coronado«.

La historia de «La loca del Sagrado Corazón» sigue a Alain Mangel, asceta profesor de filosofía en La Sorbona de París, cuyas ideas generan reacciones contradictorias entre sus oyentes: unos lo consideran un maestro espiritual, otros un mero charlatán (como Jodorowsky, vamos). Cuando su mujer lo abandona y le vacía su casa, su vida y su estabilidad emocional empiezan una caída en picado hacia ninguna parte. Además, una de sus alumnas más entregadas le persigue, convencida de que puede dar a luz al próximo mesías. Esta crisis de la tercera edad es el punto de partida para un largo viaje iniciático en el que Mangel descubrirá y aprenderá mucho de sí mismo, y cuyas consecuencias serán del todo imprevisibles.

Alejandro Jodorowsky, responsable del guión de «La loca del Sagrado Corazón«, es un tipo peculiar. Dramaturgo, director de cine, guionista, novelista, psicomago, filósofo, experto en tarot, farsante para algunos y loco para otros. Un artista multifacético que nació en Chile en 1929 que con veinticinco años llegó a la multicultural y artísticamente inquieta París, donde ha residido la mayor parte de su vida y donde ha desarrollado su obra. En 1975, un proyecto de llevar a la pantalla «Dune» de Frank Herbert le puso en contacto con el dibujante francés Moebius, quien le abrió las puertas del mundo del cómic, de les Humanoïdes Associés y a la revista «Métal Hurlant«, al ilustrarle su historia de «Los ojos del gato«. Una vez abiertas, las puertas no se volvieron a cerrar.
Tras «El Incal» con Moebius, su obra más destacada, llegó «Alef-Thau» con Arno, «El Lama Blanco» con George Bess, «Cara de Luna» con François Boucq, «La casta de los Metabarones» con Juan Giménez, «Juan Solo» de nuevo con George Bess, «Megalex» con Fred Beltran, «Bouncer» de nuevo con François Boucq, «Los Borgia» con Milo Manara, los ocho volúmenes de «Los Tecnopadres» con Zoran Janjetov, «Sangre Real» con Dongzi Liu,… entre muchos otros, que marcan con fuego la trascendencia de su importante obra en el mundo del cómic europeo, de quien se convierte en un referente esencial y una influencia indispensable del cómic europeo contemporáneo, pero su enorme trascendencia en este medio será realmente elogiada y dimensionada cuando ya no esté.

Artista prolífico, inclasificable y multidisciplinar, con la muerte de Jean Giraud (1938-2012) perdimos a un autor irrepetible, genio del noveno arte y maestro de maestros, cuyo trabajo ha influido a generaciones enteras de creadores. Su estilo claro, limpio y depurado como pocos, adaptativo y múltiple como Moebius, Jean Giraud y Gir (según el estilo empleado en el dibujo firmaba de una manera o de otra), brilla en «La loca del Sagrado Corazón» tal y como siempre lo hace.
Moebius era un genio. Fundador, con Jean-Pierre Dionnet y Philippe Druillet, de la mítica revista francesa «Métal Hurlant«, donde desarrolló sus obras más importantes y reconocidas, su obra gráfica incluye personajes tan importantes como numerosas aventuras del teniente Mike S. Blueberry, «Arzach«, «El mundo de Edena» o «El Garaje Hermético«, y colaboraciones de muchos quilates con Jean-Michel Charlier en «Jim Cutlass» o con Stan Lee en «Silver Surfer: Parábola«.
Además, la extensa obra de Moebius no se abarca también participaciones puntuales en el cine, casi siempre en obras esenciales del género de la ciencia-ficción y la fantasía, como diseñador de personajes, escenarios y storyboards en «Alien«, «Tron», «Blade Runner», «Masters del Universo», «Willow» o «The Abyss», así como en el campo de la animación en «Les maîtres du temps», «Little Nemo» o «Arzach Rhapsody».

Como siempre, aquello que nos ofrece el psicomago Alejandro Jodorowsky en las páginas de «La loca del Sagrado Corazón» es una nueva incursión en su particular concepción de ese mundo singular que creó junto al dibujante francés Moebius, y tengo la sensación de que hay mucho más debajo de lo que podemos leer, que la historia nos cuenta muchas más cosas de las que entendemos en una primera lectura. Sí, leer este cómic es agotador y el lector necesita algunas inmersiones previas en los códigos particulares del chileno, muy herméticos para los foráneos. Aquellos iniciados dispuestos a seguir su juego de alegóricos disfrutarán, pues el periplo de Alain Mangel incluye los clichés habituales del psicomago para evolucionar luego a una caótica, frenética e hiperbólica espiral de acontecimientos. El resto podrán entretenerse con una historia surrealista en toda regla, una odisea fascinante y perturbadora repleta de imágenes oníricas y sugerentes ilustradas con brillantez. Aunque no entiendan nada, que puede pasar, el dibujo de Moebius bien merece un esfuerzo.

Coincidiendo con el noventa cumpleaños de Alejandro Jodorowsky, el sello editorial Reservoir Books publicó en febrero del 2019 la edición íntegra de este «La loca del Sagrado Corazón«. En realidad el volumen incluye la trilogía formada por «La loca del Sagrado Corazón» del año 1992, «La trampa de lo irracional» de 1993 y «El loco de la Sorbona» de 1998, que originariamente se llamó «El corazón coronado«, y Penguin Random House decidió recopilarlo con el título del primer álbum en un lujoso tomo de tapa dura… sin ningun extra.

La loca del Sagrado Corazón
Autores: Alejandro Jodorowsky y Moebius
Traductor: Carlos Mayor Ortega
Sello: Reservoir Books
Colección: Reservoir Gráfica
Fecha publicación: Febrero de 2019
ISBN: 9788417511227
Formato: 22,8×29,7cm. Tapa dura. Color.
Páginas: 208
Precio: 24,90 euros

Entradas relacionadas
«Todos nazis» (Aleix Saló, Reservoir Books)

Me ha costado mucho decidirme a publicar esta reseña pero creo que el trabajo de Aleix Saló en "Todos nazis. ... Leer más>>

“Persépolis” (Marjane Satrapi, Reservoir Books)

El título de esta obra, Persépolis, hace referencia a la antigua capital del imperio persa durante la época aqueménida. La ... Leer más>>

«Bezimena» (Nina Bunjevac, Reservoir Books)

Nina Bunjevac escribe e ilustra "Bezimena" (que en varias lenguas significa "sin nombre"). Bajo el sello de Reservoir Books edita ... Leer más>>