Dos volúmenes («Astrabán» y «Lucius») de cuatro previstos de un cómic bastante ignorado en su momento, editado por Norma Editorial, que mezclaba con brillantez una historia de fantasía de Miroslav Dragan que incluía ladrones, alquimistas, ciudades medievales y magia con el dibujo made in Disney de Óscar Martín, con animales humanizados, estilo que ha alcanzado su cima con los «Blacksad» de Juanjo Guarnido.