Estamos viviendo un momento muy interesante para los aficionados a las grandes novelas del siglo XIX, puesto que durante estos últimos años se están recuperando, en nuestro idioma y en ediciones muy dignas, muchos títulos de las primeras figuras de la literatura europea que no estaban disponibles en nuestras librerías. “La comedia humana” de Honoré de Balzac no podía ser una excepción.

La presente edición de “La comedia humana” recoge en siete volúmenes (más los volúmenes de textos complementarios) todos los textos escritos por Honoré de Balzac en esta inmensa saga sin precedentes en la historia de la literatura, traducidos para la ocasión por un traductor sin parangón.

Nunca hubiese pensado que me iba a tocar reseñar “La comedia humana” de Honoré de Balzac a mi, pero la baja inesperada del elegido me ha obligado a asumir esta titánica tarea contra mi voluntad. Sí, titánica, puesto que “La comedia humana” es un clásico de la historia de la literatura que numerosos expertos y eruditos han analizado con anterioridad, que han desmenuzado y diseccionado la obra de Balzac con mucha más profundidad, rigor y profesionalidad de la que podré yo aportar aquí. Soy un lector modesto ante un Everest. Una hormiga ante un gigante. Mis disculpas si no estoy a la altura.

Mi dificultad ante el reto se puede comparar al que ha asumido ECC Ediciones con estos libros: “La comedia humana” (“La comédie humaine“) de Honoré de Balzac comprende ochenta y siete novelas estrechamente conectadas entre ellas, con personajes y escenarios recurrentes que van apareciendo en una u otra historia, lo que genera la idea de un mundo compartido que aspira a retratar la sociedad contemporánea del autor. La embergadura del proyecto del autor francés asustaría a la mayoría de editores españoles, pero eso no ha echado atrás a ECC Libros, el sello literario de ECC Ediciones.
La verdad es que Balzac se propuso escribir 137 novelas e historias interconectadas que retrataran la sociedad francesa en el período que abarca desde la caída del Imperio Napoleónico hasta la Monarquía de Julio (1815-1830), pero su proyecto se vio truncado por la muerte, en 1850 a los 51 años de edad, y ‘solamente’ dejó escritas 87 novelas completas y 7 más no previstas en el proyecto incial, sumando un total de 94 obras, 85 de las cuales son novelas, y el resto relatos y ensayos analíticos, y medio centenar de obras inacabadas. Algunas sólo tienen el título. Todas ellas agrupadas en “Escenas de la vida privada”, “Escenas de la vida de provincia”, “Escenas de la vida parisina”, “Escenas de la vida política”, “Escenas de la vida militar”, “Escenas de la vida rural”, “Estudios filosóficos”,.. en las que Balzac relata el tejido social, existencial y sentimental de un tiempo que muere y un mundo, el contemporáneo, que nace. El resultado se recoge en los siete volúmenes que presenta ECC Ediciones.

Si en el primer volumen de la serie, traducida por Jordi Giménez Samanes, el editor incluyó las novelas “La casa del gato que juega a la pelota”, “Gobseck”, “Papá Goriot”, “El coronel Chabert”, “La misa del ateo” y “Eugenie Grandet” (una decisión singular, pues Balzac indicó claramente cuál era el orden de las diferentes obras, y ciertamente empezaba con “La casa del gato que juega a la pelota”, pero lo continuaba con “El baile de Sceaux”, “Memorias de dos jóvenes casadas”, “La bolsa” y “Modesta Mignon”, todas dentro del ciclo de “Escenas de la vida privada”), en este segundo volumen las obras elegidas son las de “Las ilusiones perdidas” (“Illusions perdues“), escritas entre 1837 y 1843. “Las ilusiones perdidas” es el texto más largo, complejo y de mayor nivel de toda la obra. Dividido en tres partes, se publicó también en tres libres separados: “Illusions perdues” (1837), que posteriormente pasó a titularse “Les souffrances de l’inventeur”. Igualmente, este texto es la parte central del llamado “ciclo de Vautrin”, iniciado en “Papá Goriot” (incluido en el primer volumen”) y culminado en “Esplendor y miseria de las cortesanas”.
No es ni el orden de Balzac ni el orden de la edición canónica establecida por Charles Furne. Sea como sea, al margen del orden, el conjunto de la obra es un fresco del siglo XIX que Honoré de Balzac pintó durante veinte años y que, seguramente, funciona como visión global y no como suma de sus partes. En resumen, que el orden de los factores no altera el producto.

El texto de Balzac en “La comedia humana. Volumen 2. Las ilusiones perdidas” es, como no puede ser de otra forma, perfecto; los personajes que teje en sus páginas están dotados de una verosimilitud que raramente se encuentra en las novelas actuales, y las tramas argumentales se construyen de una forma tan sutil que después de leer cada una de las historias te quedas mucho rato reflexionando sobre ellas. Aviso para navegantes: que los lectores no crean que pueden acercarse a esta obra pensando que pueden encontrar una lectura liviana para pasar el rato, ya que Balzac es un autor que requiere una gran atención por parte del lector, con grandes y profusas descripciones, con las que, además de la sociedad de París, quiere también mostrar el aspecto físico de la ciudad en la primera mitad del siglo XIX. Hay que estar preparado para atreverse con esta obra, que no está a la altura de todos los lectores.

La comedia humana” es una obra capital de la literatura contemporánea, en la que su autor intentó abrazar la historia y la crítica de la sociedad, el análisis de sus males y la discusión de sus principios. La presente edición de La comedia humana recoge todos los textos escritos por Honoré de Balzac en esta inmensa saga sin precedentes en la historia de la literatura traducidos para la ocasión. Y una obra tan grande como “La comedia humana“, y tan larga, de casi seiscientas cincuenta páginas, hubiese merecido una edición en cartoné, que aguantase mejor el tiempo que se tarda en leer.

La comedia humana Volumen 2
Autor: Honoré de Balzac
Edición original: La Comédie humaine
Fecha de publicación: Abril de 2016
ISBN: 978-84-16711-00-0
Formato: Rústica.
Páginas: 648
Precio: 27,00 euros