El segundo volumen de «Investigaciones Factor-X«, de Peter David y Pablo Raimondi, se centra en Madrox y sus “problemillas” con sus dobles y otras tantas situaciones que lo convierten en un tomo realmente recomendable.

Marvel Collection. Investigaciones Factor-X 2: Problemas múltiples   
Edición original: X-Factor 13-24 USA
Fecha de edición: julio de 2019
Guión: Peter David
Dibujo: Pablo Raimondi, Khoi Pham
Formato: Cartoné, 296 págs. A color.
30€

¡El segundo año de Peter David al frente de las aventuras de la agencia de investigación de Madrox es todavía más sobrecogedor que el primero! Para empezar, Doc Samson examina al nuevo equipo, en una nueva sesión para no olvidar, y para continuar, contamos con Hydra, la verdad sobre el Día-M o la llegada de El Aislacionista.

Cuando Investigaciones Factor-X abrió sus puertas fue recompensada con la Diezma, una consecuencia de Dinastía de M y de Wanda jugando a decir “no más mutantes”, un auténtico drama para toda la franquicia que dejó a la amplía mayoría de mutantes sin poderes. Así que el plan de Jamie Madrox de instalarse en el barrio mutante se fue un poco al carajo, a lo que no ayudó la Guerra Civil, la primera, y que obligaba a todos a registrarse. Esto llevó a Madrox a plantarse en contra de un Gobierno que no sólo persigue a los mutantes, sino que los obliga a inscribirse en el Acta de Registro y que ahora no protege a los antiguos mutantes.

Por desgracia no todo está siendo sencillo para Investigaciones Factor y es que Jamie tiene problemas con sus dobles, que desarrollan sus propias personalidades y que se han acostado con dos miembros del equipo (Theresa y Monet) a la vez sin que ellas lo sepan. Si a esto le sumamos los problemas personales del resto de componentes tenemos la excusa perfecta para traer de vuelta a Doc Samson para que les haga una revisión psicológica homenajeando, de paso, a la primera mítica sesión que Factor-X tuvo de la mano de Peter David en su primera etapa. Ahí es cuando Jamie toma la decisión de reabsorber a los clones que envió por el mundo a recopilar conocimientos y que supondrán gran parte de la trama con puntos psicológicos y éticos muy interesantes mientras en la sede de Investigaciones Factor-X se van fraguando nuevos conflictos como el de la Celula-X o la aparición de un buen samaritano para los antiguos mutantes.

Peter David se sabe manejar con soltura con estos personajes, si en su anterior etapa en Factor-X se apoyaba en la definición de personajes y de sus personalidades aquí sigue el mismo camino, destacando Madrox, pero también el tratamiento de Layla Miller, Rictor o Rhane, sin obviar a Theresa o Monet, con unas relaciones entre ellos muy interesantes y que acaban resultando aún más importantes que las propias tramas superheroicas.

El trabajo de Pablo Raimondi recopiló una buena dosis de críticas por su manía de reutilizar, vía Photoshop, sus anteriores diseños, pero lo cierto es que no es mal dibujante, es expresivo y tiene recursos para ofrecer viñetas impactantes, lástima que esté tan dispuesto a “reutilizar” su propio trabajo.

La edición de Panini es un pequeño lujo que nos permite recuperar y rescatar Investigaciones Factor-X, una de esas series “menores” pero que atesoran más calidad que las series madre de la franquicia.

En definitiva, Investigaciones Factor-X es un lujo para aquellos seguidores de Peter David aunque un tanto anclado al pasado de la franquicia y los eventos que se vivían en Marvel por aquél entonces.