Panini Cómics ha comenzado la recuperación, en formato Marvel Collection, de “Investigaciones Factor-X“, el regreso de Peter David a un título en el que demostró su nivel como guionista acompañado de un talentoso Pablo Raimondi.

"Investigaciones Factor-X #1. Espera lo inesperado" (Peter David, Pablo Raimondi y otros, Panini Cómics)

Investigaciones Factor-X 1 Espera lo inesperado
Marvel Collection           
Edición original: Madrox 1-5 y X-Factor v3, 1-12 USA
Guión: Peter David
Dibujo: Pablo Raimondi, Ryan Sook, Dennis Calero
Tinta: Andrew Hennessy, Pablo Raimondi
Color: Brian Reber, Raul Treviño
Formato: Libro cartoné, 420 págs. a color.
29,95€

La serie de culto de Peter David! Factor-X es una agencia de investigación mutante organizada por Madrox en la que trabajan Fortachón, Loba Venenosa, Siryn, Rictor y Monet. Sus destinos se han unido en el corazón del Distrito X, donde tendrán que encontrar muchas respuestas… Y cuanto antes!

Peter David regresó a otra serie llamada Factor-X (aunque en España se ha traducido como Investigaciones Factor-X) para demostrarnos que aún tenía magia en su máquina de escribir y que el propio grupo aún podía ofrecer una nueva e interesante encarnación. No es algo demasiado habitual, aunque hay autores que lo han hecho en otras ocasiones como Mark Waid en el Capitán América, pero lo habitual es que pocos autores estén dispuestos a regresar al título en el que triunfaron por aquello del miedo al listón que dejaron tan alto. Pero David se lanzó a la piscina con una miniserie sobre Jamie Madrox en la que ya desde el principio se dejaba claro que la idea era que de esa agencia de detectives creada por Jamie surgiese la próxima encarnación de Factor-X.

En los primeros cinco números, de este volumen de 17 números USA, vemos cómo un clon de Madrox regresa a Nueva York y se dirige al barrio mutante (la población mutante era tan extensa que se congregó en su propio gueto: el barrio mutante) donde morirá prácticamente en los brazos de sí mismo no sin antes dejar varias preguntas al Madrox original, lo que le llevará a viajar a otra ciudad para descubrir quién le había asesinado. Y eso no es todo porque los clones de Jamie están desquiciados y cada uno cuenta con su propia personalidad basada en retales de la personalidad original. Después de esta trama más propia del film noir (que es lo que pretendía David) comienza la aventura de Investigaciones Factor-X cuando el grupo se va formando poco a poco, con personajes que llegan a cuentagotas y que se van acoplando al grupo y a un barrio que ha dejado de estar poblado por mutantes toda vez que Wanda Maximoff pronunció las palabras “No más mutantes” en pleno ataque de locura.

"Investigaciones Factor-X #1. Espera lo inesperado" (Peter David, Pablo Raimondi y otros, Panini Cómics)

Así que uno de los primeros problemas que han de afrontar es la desesperación de los mutantes que ya no lo son, el propio Ríctor es un buen ejemplo de ello, mientras que a Madrox le empiezan a llegar clientes que acabarán por enfrentarlo al verdadero enemigo del grupo: Singularidad, una poderosa multinacional que está obsesionada con la Diezma de mutantes y que cuenta con, según parece, ayuda del futuro. Por suerte Investigaciones Factor-X cuenta con Layla Miller una chica que… sabe cosas, un personaje maravilloso que enloquecerá un poquito más a Madrox. Digo un poquito más porque el grupo ya se está encargando de ello también, Jamie nunca ha sido el líder de un grupo y aquí es donde empezará a afrontar las consecuencias de serlo con una cantidad importante de problemas que, entre otras cosas, le llevarán a sufrir el secuestro y tortura de uno de sus miembros, al intento de asesinato de otro miembro del grupo por parte de uno de sus clones, el enfrentamiento con la Patrulla-X, Singularidad, etc.

Como decía antes Peter David regresó a Factor-X para demostrar que era capaz de realizar unos guiones diferentes, con una temática noir-detectivesca que, junto a su peculiar sentido del humor, consiguió una química entre los personajes realmente destacable, con Jamie Madrox como protagonista indiscutible de la serie y con las intrigas y secretos en torno a Investigaciones Factor-X, una serie que tuvo que lidiar, cómo no, con las decisiones que se tomaban en la franquicia, como la Diezma, que afectaban a toda la planificación y de las que salió muy bien parado.

Gráficamente la serie está más que marcada por el talento de Pablo Raimondi, un dibujante más que capaz, de narrativa eficaz y aficionado a la “clonación” de sus propios dibujos para reinsentarlos en otras viñetas. A pesar de ello Raimondi es añorado en los números que no dibuja y ni siquiera Ryan Sook logra hacer que no le echemos de menos, por no hablar de que Dennis Calero ni se acerca.

La edición, un Marvel Collection, es más que recomendable, sobre todo si tenemos en cuenta que el tamaño es superior, la calidad del papel muy buena y que ¡son 17 números! menos de 2 euros por grapa.

Hay que conocer un poquillo el pasado mutante, pero aunque no fuese así Investigaciones Factor-X sería una más que recomendable adquisición.