Un nuevo capítulo de «Invencible«, titulado «Una familia moderna«, en la que Robert Kirkman y Ryan Ottley dan un giro de tuerca a la trama con unas pequeñas “vacaciones” en las que habrá poco descanso, mucho drama y mucha acción.

Invencible 23 Una familia moderna
Edición original: Invencible Nº 115-120 USA
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Ryan Ottley
Tinta: Cliff Rathburn, Ryan Ottley
Color: Jean-Francois Beaulieu
Formato: Libro rústica, 152 págs. color.
Previa
17,95€

Invencible y Atom Eve se lanzan a la aventura de sus vidas: ¡SER PADRES! Han partido hacia las estrellas y han dejado atrás sus problemas de la Tierra. Y cuando las cosas den un vuelco drástico para nuestros héroes seguro que te preguntas… ¿pero este cómic aún sigue siendo de superhéroes?

Después del nuevo giro argumental de Invencible ahora toca lidiar con las consecuencias y esto trae una serie de pruebas de que Mark, y Eve, aún no han superado las heridas, emocionales y físicas, que vivieron gracias a Rex y que, para colmo, lo han colocado como eficaz gobernante de la Tierra. Lo peor de todo es que parece que todo lo que está haciendo Rex robot funciona, y aunque ha asesinado a varios héroes la mayoría de la Tierra desconoce este hecho e incluso que él es quien gobierna el mundo.

En un principio Mark intentará ofrecer un frente común contra Rex, pero al ver que pocos están dispuestos a combatir tomará una decisión radicalmente distinta: emigrar a otro planeta con su familia. Un remanso de paz alienígena, junto a Allen, en el que curar las heridas que estas últimas decenas de números han dejado en su alma y cicatrizar junto a su hija, Terra, y a su compañera, Eve.

Ah, y de paso, y entre medias, tenemos una de las batallas más gloriosas y épicas de Invencible, con uno de los dos contendientes finales mordiendo el polvo y sucumbiendo definitivamente ante su otro rival.

La verdad es que esperaba un volumen de mucha más acción, pero Robert Kirkman me ha convencido con Una familia moderna, donde no sólo nos muestra, con las visitas de Mark y Eve a sus amigos, lo necesitados que están de un descanso, cómo pesan sobre ellos los acontecimientos pasados y lo poco preparados que están para ser padres y combatir a Rex. Un “descanso del guerrero” más que merecido en el que Mark vuelve a ser el mismo de siempre y, me parece obvio, se prepara el próximo enfrentamiento que promete ser colosal. Eso sí, tras la “experiencia”, ya superada, con Anissa, y con dos posibles contrincantes a los que combatir en apenas 20 números más de serie… ¡no me van a quedar uñas!

Como ya sabréis Ryan Ottley ha sido el dibujante escogido por Marvel para Amazing Spiderman y la verdad es que tras ver este volumen no nos queda otra que aplaudir hasta con las orejas después de la espectacular pelea que he comentado anteriormente o cómo solventa una situación tan poco habitual como un par de páginas del protagonista, Mark, junto a su hija-bebé, Terra. Una escena realmente especial que consigue que veamos lo mucho que ha sufrido Mark y que ahora ha alcanzado cierto equilibrio en su interior. Ottley ha hecho suyo Invencible y lo que es seguro es que lo echaremos de menos.

Aunque ya estoy más que enamorado de la edición Ultimate de Invencible os diré que la edición original tiene su propósito: llevarnos más allá en la trama, por su adelanto, y que en Aleta siguen procurando ofrecer material extra a modo de bocetos comentados por guionista y dibujante.

En definitiva, Invencible sigue siendo uno de los mejores títulos de superhéroes del momento, y como ya lleva 10 años así podemos decir que seguramente sea la mejor serie regular de todos estos años sin faltar un ápice a la verdad.