El MoMA de Nueva York, el museo de arte contemporáneo más prestigioso del mundo, ha puesto en marcha una exposición permanente dedicada al mundo de los videojuegos, estableciendo por primera vez una asimilación entre el mundo del ocio digital y el arte. En esta exposición de «diseño interactivo» se podrán encontrar desde Pac-Man a Tetris, pasando por SimCity, Another World, The Sims, Pong, Snake, Space Invaders, Asteroids o Portal, hasta sumar casi cuarenta juegos.