«High Score» es una serie documental de seis capítulos de la plataforma digital Netflix sobre la historia de los videojuegos desde un punto de vista estadounidense. Si esperas ver un Spectrum o una Master System, va a ser que no. Tampoco esperes nada de NEC o de Amstrad. Es una historia de los videojuegos vista desde un punto de vista 100% norteamericano. Quiero dejar esto claro para que luego si la veis no haya sorpresas al no ver los videojuegos de mi infancia. No sacan ni el Amiga, por si queréis más datos.

High Score
Dicho esto High Score, el documental es bastante disfrutable, presenta las historias bien y intenta poner luz en personajes que otras historias han dejado de lado como los consejeros de juegos de Nintendo, Roberta Williams o Jerry Lawson. Esto ha provocado algunas críticas a la serie por ser demasiado inclusiva por parte de algunos usuarios en redes sociales.
La serie se divide en seis capítulos temáticos dedicados a diversas épocas y géneros de los videojuegos.
  1. El primero dedicado a Atari y otros pioneros estadounidenses como Jerry Lawson donde cuentan la historia de los arcades, Space Invaders, la 2600, y el crack de los videojuegos y la creación del videojuego de ET.
  2. El segundo está dedicado a Nintendo y su hegemonia en EE.UU desde el 83 hasta la aparición de la Sega Genesis, conocida como Mega Drive en Europa y Japón. En él se cuenta la historia de Donkey Kong y su música, la publicidad de Nintendo, la fundación de la Nintendo Power y las competiciones de juegos de Nintendo.
  3. El tercero trata de las aventuras y los juegos de rol, en el se cuenta la historia de Roberta Williams y Ken Williams como creadores de Sierra y de los juegos de aventura y de rol gráficos. También encontramos al creador de Ultima y al creador de Gayblade, un rpg gay.
  4. El cuarto capítulo trata de Sega America y el lanzamiento de la Sega Genesis. El protagonista de este capítulo es Tom Kalinske. Para mi gusto este capítulo se centra demasiado en la creación del Madden NFL y no en otros aspectos de Sega America como los anuncios o la rompedora estrategia de marketing de Kalinske.
  5. El quinto capítulo es el dedicado a los juegos de lucha y la violencia en los videojuegos. En este capítulo hace su aparición estelar Street Fighter II y Mortal Kombat, ambos juegos que arrasaron los salones recreativos de los 90. Además aparece el injustamente olvidado Night Trap. En este capítulo echo de menos que se nombre también a Dead or Alive.
  6. El sexto capítulo trata de Doom y Starfox y la introducción del 3D en los videojuegos en las consolas y los PCs. Un capítulo correcto aunque se debería profundizar más en ambos juegos y su impacto en la historia de los videojuegos.
Sobre la crítica a la diversidad de la serie decir que salen dos mujeres (una de ellas trans), un afroamericano, un gay, cuatro japoneses, dos asiático-americanos y casi una decena de hombres blancos. Para ser una serie muy inclusiva según algunos, en mi opinión el elenco está bastante equilibrado para ser una historia estadounidense de los videojuegos.
Os recomiendo que veáis High Score por vosotros mismos y pasaréis cuatro horas entretenidas de vuestro tiempo en las que aprenderéis cosas sobre los videojuegos y su historia en Estados Unidos. Espero que pronto podamos ver una serie de la historia de los videojuegos desde un prisma japonés y europeo que nos permitan ver una historia más cercana y real a la que nosotros hemos vivido.