Con este magnífico disco, undécimo álbum de estudio, la banda Aerosmith liderada por Steven Tyler alcanzó en 1993 el número uno en las listas de ventas, con 20 millones de discos vendidos, y dos Grammys. En su interior, temazos de altísimo nivel como “Livin’ on the edge“, “Amazing“,  “Line Up” con Lenny Kravitz, “Cryin’” o ese “Crazy” cuyo video musical nos descubrió a la rubia Alicia Silverstone y la morena Liv Tyler, hija del líder del grupo.