Cuarta entrega de una serie imprescindible en un formato de lujo que, además, incluye “Fábulas: 1001 Noches de Nieve“, un especial que es una auténtica delicia y que justifica, por sí mismo, la adquisición de todo el tomo. Aún así el trabajo de Bill Willingham y Mark Buckingham en los seis números de la serie regular incluidos aquí también lo justificaría así que…


https://www.via-news.es/images/stories/comic/ecc/fabulas_4.jpgFábulas (Edición de lujo) #4
Edición original: Fables núms. 28-33, 1001 Nights of Snowfall USA
Guión: Bill Willingham
Dibujo: Mark Buckingham, Steve Leialoha, Tony Akins, Jimmy Palmiotti
Formato: Libro cartoné, 296 págs. a color.
29€

Érase una vez…

Imagina que todos los personajes de las historias más queridas fueran reales y vivieran entre nosotros, con sus poderes intactos. ¿Cómo sobrellevarían la vida en nuestra realidad mundana y sin magia?
La respuesta se encuentra en Fábulas, la aclamada versión que Bill Willingham ha hecho del venerable canon de los cuentos de hadas. De Blanca Nieves a Lobo Feroz, pasando por Ricitos de Oro o Chico de Azul, las gentes de los viejos cuentos renacen aquí como exiliados que viven camuflados mágicamente en la Villa Fábula de Nueva York.
Aclamados tanto por la crítica como por los lectores, esos clásicos modernos narrados en forma de cómic se recopilan por primera vez en una serie de preciosos tomos de tapa dura. Este tercer tomo de Fábulas: Edición de lujo recopila los números 19 a 27 de la premiada serie de Vertigo, que abarcan el épico arco argumental de “La marcha de los soldados de madera”, y además incluye una nueva introducción y una sección especial de bocetos del dibujante Mark Buckingham.

Tenía pendiente, desde hace algo más de un año, la reseña del primer volumen de Fábulas en su edición de lujo, así que ayer me armé de valor y decidí que era el momento de reseñarlo mientras de reojo contemplaba la pila de cómics pendientes de leer, y lo que es peor, ¡de reseñar! En esa pila descansaba este cuarto volumen. Pero sabía perfectamente que una vez que comenzase a leer un volumen de Fábulas me vería obligado a hacer una de dos; o releer todo lo anterior o releer todo lo posterior al tomo. Así que opté por comenzar por el principio y seguir adelante.

Después de disfrutar enormemente con los tres primeros encaré la lectura de este cuarto volumen, ansioso tras los acontecimientos narrados en los tres volúmenes precedentes y especialmente con los del tercer volumen. Por suerte este cuarto volumen nos permite conocer mejor a la familia de Feroz… y será mejor que no cuente nada más por aquello de no destripar el argumento, pero… os encantará. Al igual que la aventura que emprende Azul y de la que no vamos a ver nada más en este tomo… sí, en ECC nos tienen bien atados para el siguiente volumen.

Pero a cambio tenemos uno de los mejores momentos de Fábulas: el especial 1001 Noches de Nieve, una auténtica delicia que me encantó en su momento (editada por Planeta) y que agradezco tener ahora incluida dentro de la colección. Llevaba un tiempo pensando en prestar Fábulas a alguna amiga lectora de fantasía romántica y ECC me lo ha puesto en bandeja, no sólo para mi disfrute con las diversas relecturas, sino también para que lo disfruten mis amigos.

A estas alturas de la película hablar del fantástico trabajo de Bill Willingham es algo rídiculo, sobre todo en un volumen que combina serie regular y un especial como 1001 Noches de Nieve, donde se demuestra que no sólo sabe guionizar la serie regular a la perfección, sino que también se luce en proyectos especiales.

Y, hablando de lucirse, lo del señor Mark Buckingham es para quitarse el sombrero, poco a poco ha ido renovando su estilo y haciéndose con los personajes (ese Feroz es tan expresivo) a base de un gran trabajo que lo han convertido en uno de los mejores dibujantes y narradores de la industria.Y mejor no hablr

En cuanto a la edición de ECC, ¿qué puedo decir que no haya dicho ya? Seguramente haya lectores que no compartan la decisión de incluir el especial 1001 Noches de Nieve, pero a mi me parece una gran decisión que garantiza, a aquellos que sigan esta edición, el tener TODO el material de Fábulas en la misma colección. Una preciosa colección que, para mi gusto, debería ser publicada trimestral o bimestralmente… ¡quiero más!

Así que, una vez más, me veo en la obligación de recomendar a todos los públicos la lectura de Fábulas en su edición de lujo, y acostumbraos, porque esta recomendación se va a repetir durante, al menos, los próximos 5 ó 6 tomos.