El pasado viernes, día 1 de Marzo, llegaron ¡once! películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos y todos los públicos, incluyendo la opera prima de una de las vedettes de Hollywood ambientada en la guerra de Bosnia, una película más de fenónemos paranormales pero con el sello de un director español, una incursión del gran Steven Soderbergh en el thriller de acción más adrenalínico o una visión de las películas de superhéroes diferente, que ha sorprendido y cautivado, entre muchas otras: Hora menos, Luces Rojas, Indomable, Una aventura extraordinaria, En tierra de sangre y miel, ¿Y ahora, adónde vamos?, Any de Gràcia, Chronicle, Fausto, De cintura para arriba y Una canción.

«Luces Rojas» («Red lights») es el tercer largometraje del director barcelonés Rodrigo Cortés («Concursante») y su primera película tras el éxito internacional de «Buried», en la que nos cuenta como dos investigadores de fraudes paranormales, la veterana doctora Margaret Matheson y su joven ayudante Tom Buckley, estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento.Simon Silver, legendario psíquico, tal vez el dotado más célebre de todos los tiempos, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la Ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales.
Siguiendo el camino abierto por «El Sexto Sentido» de M. Night Shyamalan, al que se le puede atribuir dar forma al género, la película es un thriller psicológico que explora los mecanismos de percepción del cerebro humano y las fronteras difusas entre creencias y ciencia, y cuenta en su reparto con actores de la talla de Robert De Niro, Sigourney Weaver, Cillian Murphy o Toby Jones. En los hombros del primero de ellos, un actor mítico que no vive su mejor etapa profesional, recae el papel del legendario psíquico Simon Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables… ¿Es Simon Silver un farsante o alguien siniestro con poderes malignos? Un personaje ambiguo, misterioso y singular, que definirá si la película cae en el baúl de las películas del género que no consiguieron convencer al espectador o de aquellas, pocas, que lo sedujeron y le engancharon a la butaca. En Sundance, donde se pudo ver «Luces Rojas», las reacciones fueron positivas y el público ovacionó al equipo de la película, pero hubo cierto desacuerdo con el final elegido para cerrar la historia.
En el reparto de «Luces Rojas» figuran también intérpretes de cierto prestigio como Elizabeth Olsen (la hermana menor de las polémicas gemelas Olsen a la que recientemente se ha podido ver en «Martha Marcy May Marlene»), Craig Roberts, Joely Richardson o Leonardo Sbaraglia, y en la producción y el equipo técnico de la película hay muchos españoles: los productores son Adrián Guerra y Rodrigo Cortés, el director de fotografía es Xavi Giménez, el director de arte es Antón Laguna, la música es de Víctor Reyes… Una película española con estrellas de Hollywood. (www.lucesrojas-es.com)

A raíz de la reciente «Contagio», en ViaNews os hablamos extensamente del director Steven Soderbergh, cuyo extenso curriculum brilla en Hollywood con luz propia, y eligiendo unos pocos ejemplos al azar podemos confirmar que es uno de los mejores profesionales del cine en los últimos veinte años: «Sexo, mentiras y cintas de video» con la que ganó la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes del año 1990, «Erin Brockovich» con la que Julia Roberts ganó el Óscar como mejor actriz, «Traffic» con la que ganó el Óscar al mejor director, el blockbuster con Brad Pitt, George Clooney, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts «Ocean’s Eleven» que tuvo dos secuelas posteriores y acumuló 183 millones de dólares de recaudación, la ciencia-ficción de «Solaris», el cine experimental de «Bubble» con actores no profesionales, la serie de televisión sobre política «K Street», dos películas sobre de Ernesto «Che» Guevara protagonizadas por Benicio del Toro, «The Girlfriend Experience» con la actriz porno Sasha Grey como protagonista, la película de catástrofes con reparto coral «Contagio»,… Steven Soderbergh es un todoterreno de Hollywood, que ha coqueteado con géneros muy diferentes a lo largo de su carrera, y no se ha arrugado ni ante blockbusters, ni con propuestas de cine independiente, ni frente a experimentos cinematográficos o el cine de catástrofes. Una joya con fecha de caducidad, pues el director ya ha ido anunciando, por activa y por pasiva, que se encuentra en la recta final de su carrera profesional y que pronto se retirará.
En «Indomable» («Haywire» en la versión original en inglés) Steven Soderbergh vuelve a rodearse de un reparto de lujo, de los mejores que se pueden conseguir en Hollywood por un puñado de dólares, para dar forma a su nueva película, un thriller sobre una agente encubierta que fracasa en una misión, al ser traicionada, y que para escapar deberá utilizar todas sus habilidades, mientras intenta regresar a casa para proteger a sus familia y preparar su venganza.
El reparto, excepcional, está encabezado por la estrella de las artes marciales mixtas Gina Carano, a la que acompañan Ewan McGregor («El escritor», «Ángeles y demonios», «La isla», «Star Wars», «Trainspoting», «Moulin Rouge»,…) como el jefe de Mallory, Kenneth, que dirige una compañía al estilo de Blackwater, Antonio Banderas («El gato con botas», «Conocerás al hombre de tus sueños», «La leyenda del zorro», «La piel que habito», «Oro negro»,…) como Rodrigo, el contacto de Barcelona, Channing Tatum («La legión del águila», «Querido John», «G.I. Joe»,…) como Aaron, con el que trabaja en el rescate del rehén de Barcelona, Bill Paxton («Independence Day, «Mientras duermes», «Límite vertical»,…) como el padre de Mallory, el Sr. Kane, un marine jubilado cuyo hogar se convierte en el escenario de la venganza de Mallory, el pujante Michael Fassbender («X-Men: primera generación», «Centurión», «Malditos bastardos», «Shame»,  «Un Método Peligroso», «Albert Nobbs»,…) como Paul, su compañero en la misión de Dublín, que la obliga a darse a la fuga, el eterno Michael Douglas («Wall Street», «Un día de furia», «Wall Street 2: el dinero nunca duerme», «La sombra de la sospecha», «The Game»,…) como Coblenz, un enigmático funcionario del gobierno estadounidense, y Michael Angarano, entre otros.
«Indomable» cuenta como Mallory Kane es una mujer joven, dura, hermosa y dominante preparada para distinguirse como agente especial encubierta, con todas las habilidades, ya sean legales o no, que su profesión exige. Su jefe, Kenneth, se encarga de ofrecer sus servicios a distintas entidades globales para llevar a cabo trabajos que los gobiernos no pueden autorizar y de los que los jefes de estado preferirían no saber nada. A pesar de su aspecto y juventud, Mallory es la mejor en su campo y sus habilidades están muy solicitadas.
Tras una misión para rescatar a un rehén en Barcelona, Kenneth despacha rápidamente a Mallory a otra misión en Dublín. Allí, se unirá a otro agente, el refinado y elegante Paul. Cuando la operación se va al traste y Mallory descubre que la han traicionado, tendrá que valerse de todas sus habilidades, trucos y aptitudes para escapar de una persecución internacional, regresar a los Estados Unidos, proteger a su familia y vengarse de todos los que la han traicionado. (www.haywiremovie.com)

En la película «En tierra de sangre y miel» («In The Land Of Blood And Honey»), el debut de la actriz Angelina Jolie como directora y guionista, Danijel y Ajla son dos personas inmersas de pleno en el conflicto bosnio de los años noventa. Danijel es un soldado que lucha en el bando serbio, y Ajla es una bosnia que vive en cautiverio en el campo que él supervisa. Ambos fueron amantes antes de comenzar la guerra, pero a medida que el conflicto armado se apodera de sus vidas, su relación se irá oscureciendo poco a poco, sus motivos y el vínculo que los une se vuelven ambiguos y sus lealtades se vuelven inciertas. Y la película muestra el increíble coste emocional, moral y físico que se cobra la guerra en los individuos.
Las cicatrices del conflicto bélico que sacudió las tierras de la antigua Yugoslavia aún siguen abiertas, y el cine no ha dado la espalda a lo que aconteció durante aquellos oscuros años,… aunque aún falta una película comprometida con el horror como fue ese «La Lista de Schindler» de Spielberg sobre el Holocausto. Y es que el terror, la muerte, lo más sórdido y oscuro de la raza humana, tuvo un nuevo episodio en Bosnia, como ya sucedió antes en España durante la Guerra Civil, o en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, o en China durante la invasión del Ejército Imperial Japonés y la masacre de Nankin… y tantos otros. El hombre es un lobo para el hombre.
Angelina Jolie es una actriz envuelta en el glamour de Hollywood, que ha protagonizado numerosas películas que han arrasado en taquilla para el provecho de las productoras, pero siempre ha demostrado una actitud responsable y comprometida con lo que sucede más allá de las fronteras de su país. Y eso es algo que no muchas estrellas del panorama cinematográfico norteamericano pueden decir. «Quería hacer una película», afirma Jolie, «que expresara, de manera artística, mis frustraciones con la incapacidad de la comunidad internacional a la hora de intervenir en conflictos en el momento oportuno y de manera eficaz. También quería explorar y comprender cuestiones más generales, como las mujeres en los conflictos, la violencia sexual, la responsabilidad por los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad y el desafío de la reconciliación. A veces la gente se olvida de la terrible violencia sucedida en nuestros tiempos, en nuestra generación, a nuestra generación».
Protagonizada por Zana Marjanovic, Goran Kostic, Vanesa Glodjo, Rade Serbedzija, Boris Ler, Alma Terzic y Jelena Jovanova, entre otros, «En tierra de sangre y miel» fue nominada a los Globos de Oro en la categoría de Mejor Película en Habla no Inglesa y se presentó en el pasado Festival Internacional de Cine de Berlín, donde fue recibida con tímidos aplausos y elogios comedidos.

Mientras el cine vive inmerso en la moda de las películas de superhéroes, con «Los Vengadores», «Green Lantern», un nuevo «Spiderman», otro «Superman» o la tercera entrega de «Batman» de Christopher Nolan en el horizonte, algunos autores han decidido dedicar una mirada distinta al género. Romper esquemas, revisar tópicos, adentrarse de otra manera en la historia de los superpoderes, de la responsabilidad que conllevan y del uso que se puede dar a los poderes sobrehumanos. Por ejemplo, la serie de televisión «Misfits», la fallida pero interesante «Hancock» de Peter Berg con Will Smith o la comedia mediocre «Mi super ex novia» con Uma Thurman.
En «Chronicle» del semidesconocido director debutante Josh Trank con un guión de Max Landis (hijo del director John Landis), tres estudiantes de instituto de Portland y unos amigos hacen un increible descubrimiento, que les lleva a desarrollar unos superpoderes más allá de su imaginación. Poco a poco aprenden a controlar sus habilidades, y en un principio las utilizan en su favor, pero sus vidas empiezan a descontrolarse y el lado oscuro de sus recién descubiertos poderes se manifiesta provocando una serie de consecuencias inesperadas.
El reparto de «Chronicle» tampoco se aleja de esta faceta de película experimental y opera prima que transpira la película, rodada toda ella cámara en mano y con muy pocos medios, imitando el estilo de «Monstruoso» de J.J. Abrams pero con un presupuesto muy inferior. No hay estrellas, y Dane DeHaan, Alex Russell, Michael B. Jordan, Michael Kelly, Ashley Hinshaw, Bo Petersen, Anna Wood, Rudi Malcolm, Luke Tyler o Crystal-Donna Roberts, no son nombres conocidos del gran público.
¿Es «Chronicle» una gran película y sus autores son futuras estrellas, o es un simple accidente como «El proyecto de la Bruja de Blair»? Tanto Josh Trank como Max Landis son dos nombres a tener en cuenta por la industria cinematográfica norteamericana. De hecho Trunk se ha convertido en el director más joven en alcanzar el primer puesto del box-office por delante de Steven Spielberg y «Tiburón» a los 28 años, o James Cameron y «Terminator» a los 30 años. Todo un dato, pero sin olvidar que son muchas las películas que consiguen sorprender contra pronóstico, los sleepers, los boca-oreja, y hacerse un hueco donde nadie esperaba que se lo hiciesen, pero sus creadores desaparecían después en el olvido porque no conseguían repetir su éxito, porque el talento era flor de un día o porque las productoras no confiaban en ellos.
«Chronicle» ha conseguido presentar una versión y una visión real de unos jóvenes con poderes superiores a los de un humano corriente, puesto que al margen de narrar una película de ciencia-ficción con algunos (pocos) efectos especiales ha presentado el film grabado en primera persona a través de una cámara casera que lleva el protagonista. De ahí el título, «Chronicle», crónica. (www.facebook.com/Chronicle)

Y también: la coproducción española y venezolana «Hora menos» de Frank Spano sobre las lluvias torrenciales y el alud de lodo que sepultó la ciudad de la Guaira en 1999 y que provocaron la mayor catástrofe de la historia de Venezuela, la película con mensaje ecologista basada en hechos reales «Una aventura extraordinaria» de Ken Kwapis sobre tres ballenas atrapadas en el hielo del Círculo Polar Ártico, la libanesa «¿Y ahora, adónde vamos?» de Nadine Labaki sobre como las mujeres de un pueblo del Líbano se resisten a la separación entre cristianos y musulmanes, «Any de Gràcia» de Ventura Pons con Rosa María Sardá compartiendo casa con un joven veinteañero que llega a Barcelona en busca de una oportunidad, «Fausto» de Alexander Sokurov que no adapta la obra inmortal de Goethe sino que la reinterpreta mediante la relectura del texto, la italiana «De cintura para arriba» de Gianfrancesco Lazotti donde una mujer impedida en silla de ruedas y un preso se enamoran por carta y «Una canción» de Inmaculada Hoces donde una mujer madura en paro deberá poner a prueba su integridad, una vez más.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Hora menos («Hora menos»): Sin valorar
Luces Rojas («Red Lights»): 7,1
Indomable («Haywire»): 6,5
Una aventura extraordinaria («Big miracle»): 5,7
En tierra de sangre y miel («In The Land Of Blood And Honey»): 3,7
¿Y ahora, adónde vamos? («Et maintenant,on va où?»):
Any de Gràcia («Any de Gràcia»): Sin valorar
Chronicle («Chronicle»): 7,5
Fausto («Fausto»): Sin valorar
De cintura para arriba («Dalla vita in poi»): 5,7
Una canción («Una canción»): Sin valorar

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
Hora menos («Hora menos»): Sin valorar
Luces Rojas («Red Lights»): 50% (tomatometer), 96% (audience)
Indomable («Haywire»): 80% (tomatometer), 42% (audience)
Una aventura extraordinaria («Big miracle»): 74% (tomatometer), 61% (audience)
En tierra de sangre y miel («In The Land Of Blood And Honey»): 58% (tomatometer), 42% (audience)
¿Y ahora, adónde vamos? («Et maintenant,on va où?»): Sin valorar
Any de Gràcia («Any de Gràcia»): Sin valorar
Chronicle («Chronicle»): 85% (tomatometer), 76% (audience)
Fausto («Fausto»): Sin valorar
De cintura para arriba («Dalla vita in poi»): Sin valorar
Una canción («Una canción»): Sin valorar

Valoración en Fotogramas (en www.fotogramas.es)
Hora menos («Hora menos»): Sin valorar
Luces Rojas («Red Lights»): 4/5
Indomable («Haywire»): 3/5
Una aventura extraordinaria («Big miracle»): Sin valorar
En tierra de sangre y miel («In The Land Of Blood And Honey»): 3/5
¿Y ahora, adónde vamos? («Et maintenant,on va où?»): 3/5
Any de Gràcia («Any de Gràcia»): 3/5
Chronicle («Chronicle»): 5/5
Fausto («Fausto»): 4/5
De cintura para arriba («Dalla vita in poi»): 3/5
Una canción («Una canción»): Sin valorar