Regresa la ensalada de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde también os ofrecemos una pequeña descripción de la película, una breve crítica de lo que podemos esperar de ella y alguna información complementaria de interés: En la mente del asesino, Amanecer. Parte 2, Holy Motors, Persiguiendo Mavericks, ¡Rompe Ralph! y Skyfall.

En la mente del asesino” (“Alex Cross”) recupera la saga cinematográfica que empezó con “La hora de la araña” y “El coleccionista de amantes”, dirigidas por Lee Tamahori y Gary Fleder, y protagonizadas por Morgan Freeman, que adaptaron dos de las diecisiete novelas de James Patterson sobre el agente de policía Alex Cross.
La trama de esta precuela se remonta a los orígenes de Alex Cross como investigador del Departamento de Policía de Detroit, cuando está investigando las extrañas muertes de los miembros de una banda criminal. Todo parece indicar que se trata de un ajuste de cuentas entre gángsters, pero a medida que se van conociendo los detalles, los crímenes se empiezan a parecer sospechosamente a otras muertes anteriores atribuidas a un asesino en serie llamado Sullivan. Alex deberá utilizar todos los métodos que estén a su alcance para atrapar a Sullivan antes de que sea demasiado tarde para él, y para su familia.
Dirigida por Rob Cohen (“La momia”, “The Fast and the Furious”, “Pánico en el túnel”,…), con guión de Marc Moss y Kerry Williamson a partir de la novela “Cross” de James Patterson, este thriller está protagonizada por Tyler Perry en el papel del detective Alex Cross, al que acompañan Edward Burns (“Llamada perdida”, “The Holiday”) y Matthew Fox, el famoso doctor Jack Shepard de la serie de televisión de culto “Perdidos”, quien esta vez interpreta a un hipermusculado criminal psicópata, antagonista del protagonista. Junto a ellos, Jean Reno, Rachel Nichols, Giancarlo Esposito, Cicely Tyson, John C. McGinley, Chad Lindberg, y Carmen Ejogo, entre otros. (www.alexcrossmovie.com)

La primera reseña de las películas de la saga “Crepúsculo” en ViaNews empezaba así: De pronto, un día, oímos hablar de “Crepúsculo”, una novela de Stephanie Meyer publicada en 2005 que se decía estaba siendo un éxito rotundo de ventas en Estados Unidos y al poco tiempo se empezó a escuchar que se había convertido en una serie, que tenía continuaciones tanto o más exitosas y que se había pensado en hacer una saga cinematográfica. Han pasado ya siete años y cinco películas de gran éxito desde entonces (“Crepúsculo”, “Amanecer”, “Luna Nueva” y las dos entregas de “Amanecer”), y toca empezar a reflexionar en lo que ha significado para el cine esta saga de películas basadas en los cuatro libros de Stephanie Meyer. Para empezar, constatar que trasladar éxitos literarios a la gran pantalla suele ser una fórmula que funciona. Por otra parte, que los desconocidos protagonistas de las películas, encabezados por Robert Pattinson, Kristen Stewart, Dakota Fanning y Taylor Lautner, son hoy estrellas de Hollywood pero que aún deben demostrar su capacidad como actores y como productos de consumo masivo en otras películas ajenas a la saga vampírica. El resto de las reflexiones sobre la saga “Crepúsculo” las dejamos a nuestros compañeros críticos.
Esta “Amanecer. Parte 2” (“The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 2”) dirigida por Bill Condom (“Amanecer: Parte 1”, “Dreamgirls”, “Dioses y monstruos”,…) comienza allí donde lo dejó la anterior entrega de la saga. Bella ha dado a luz a su hija Renesmee, y ha concluido su transformación en vampira. Ahora deberá aprender sobre su nueva naturaleza, ¿tendrá algún poder como el resto de los vampiros? ¿siendo una neófita podrá controlar su sed de sangre ante su propia hija medio-humana? Los acontecimientos se precipitan y un grave peligro se cierne sobre la familia Cullen al completo cuando la existencia de Renesmee llegue a oídos de los Vulturi. Existe una ley para los vampiros que prohibe a todos los clanes convertir a niños, ya que éstos son difíciles de controlar y han generado auténticas masacres a lo largo de la historia poniendo en peligro a su vez la secreta existencia de los vampiros.
Con el capítulo final de la saga “Crepúsculo” que se estrena a mediados de este mismo mes de Noviembre, interpretada de nuevo por Robert Pattinson, Kristen Stewart, Dakota Fanning, Michael Sheen, Taylor Lautner, Ashley Greene y Maggie Grace, entre otros, se arrojará luz sobre los secretos y misterios de esta fascinante y romántica historia de proporciones épicas que que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo, desvelando por fin lo que el destino tiene reservado para Bella Swan, Edward Cullen y Caius.

La película “Holy Motors” de Léos Carax (“Los amantes del Pont-Neuf”, “Pola X”), uno de los enfants terribles del cine francés, fue la gran vencedora de la cuadragésimo quinta edición Festival Internacional de Cine de Catalunya, Sitges 2012, con cuatro premios: mejor película de la sección fantástica a competición, mejor dirección, el premio de la Crítica y el Méliès d’Argent a la mejor producción europea exhibida en el certamen. La respuesta de la prensa especializada presente en Sitges ante la película, una cinta difícil, surrealista y compleja, fue dual: aplausos y silbidos. La respuesta de la cartelera se aventura, por el contrario, diferente. Sin polaridad. Los espectadores no suelen ser muy receptivos a este tipo de cine, a los experimentos, y seguramente le darán la espalda a esta película protagonizada por Denis Lavant, Edith Scob, Kylie Minogue, Michel Piccoli, Eva Mendes, Jean-François Balmer, Big John, François Rimbau y Karl Hoffmeister donde conoceremos al Señor Oscar, una persona que viaja de vida en vida, que pasa de ser un gran ejecutivo a un asesino, después un mendigo, una criatura monstruosa, un padre de familia… El Señor Oscar parece interpretar varios papeles, sumergiéndose completamente en cada uno de ellos, pero, ¿dónde están las cámaras? Está solo, únicamente acompañado por Céline, una señora grande y rubia que maneja la inmensa máquina que le lleva a París y sus alrededores. Como un asesino concienzudo que va de sueldo en sueldo. En búsqueda de la belleza de un gesto. Del motor de la acción. Mujeres y fantasmas de su vida. Pero, ¿dónde está su casa, su familia, su paz? (www.avalon.me/distribucion/estrenos/Holy-Motors)

Cuando, a los quince años de edad, Jay Moriarity descubrió que las míticas olas conocidas como “Mavericks”, unas de las más descomunales del planeta, llegaban a su Santa Cruz natal, buscó y consiguió la ayuda del legendario surfista Frosty Hesson para que lo entrenase y así poder sobrevivir a dicho fenómeno. Cuando Jay y Frosty se embarcaron en el empeño de lograr lo imposible, fue surgiendo entre ellos una singular amistad que transformó sus vidas, una relación única entre profesor y discípulo, y su intento de dominar a las Mavericks se convirtió en algo que rebasó la práctica del surf.
Persiguiendo Mavericks” (“Chasing Mavericks”) es una película de Curtis Hanson (“8 Millas”, “La Mano que Mece la Cuna”, “L.A. Confidential”, “Jóvenes Prodigiosos”,…) y Michael Apted (“Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba”, “Gorilas en la Niebla”, “El Mundo Nunca es Suficiente”, “Nunca más”,…) dedicada a la memoria del surfista californiano Jay Moriarity, una estrella en ascenso del mundo del deporte de las grandes olas cuando su vida llegó a su fin excesivamente pronto. Y aunque alcanzó fama internacional por su temerario estilo de surf, fue su espíritu personal, impulsado por la amabilidad, un contagioso entusiasmo y una absoluta exaltación de la vida,  lo que resultó verdaderamente inolvidable. Lo que en Santa Cruz ya se conoce como “Live like Jay”.
“Persiguiendo Mavericks” está protagonizada por Gerard Butler, el actor novel Jonny Weston, Elisabeth Shue y Abigail Spencer en los principales papeles, llega a nuestra cartelera el 23 de Noviembre, y fue realizada con la ayuda de algunas de las figuras de más renombre del mundo del surf y muestra algunas de las imágenes de olas más alucinantes jamás captadas por una cámara cinematográfica. (www.livelikejay.com)

Un videojuego es un software creado para el entretenimiento y basado en la interacción entre un jugador por medio de un controlador y un aparato electrónico que ejecuta dicho videojuego. Este tipo de entretenimiento por medio de dispositivos electrónicos, básicamente doméstico, es muy joven, con apenas treinta o cuarenta años de existencia si tomamos como primer videojuego ese Pong de Atari de principios de los años setenta, aunque ha vivido una evolución muy rápida, vertiginosa, hasta los modernos y cinemáticos videojuegos online multijugadores MMORPGs de hoy en día.
La relación del videojuego con el mundo del cine también ha evolucionado. Desde la ignorancia mútua del principio hasta la profunda interrelación actual, pasando por episodios de tibio coqueteo, retroalimentación, incluso cierta dependencia de los videojuegos por el mundo del cine del que se nutría. En estos momentos es un hecho que el mundo de los videojuegos sirve numerosos argumentos para el cine (“Resident Evil”, “Mortal Combat”, “Street Fighter”,…) o ha llegado, con “Rompe Ralph!”, a dar forma a todo el contenido de una película.
En “¡Rompe Ralph!“, Walt Disney Animation Studios y el director Rich Moore (“Los Simpson”, “Futurama”), con guión de Phil Johnston y Jennifer Lee, embarcan a los espectadores en un divertidísimo recorrido por el mundo de los videojuegos. Ralph (con la voz de John C. Reilly) está harto de ser la sombra de Fix-It Felix (con la voz de Jack McBrayer), el perfecto “chico bueno” de su videojuego de 8 bits. Así que después de diez años haciendo lo mismo y viendo cómo Felix se lleva todo el mérito, Ralph decide dejar atrás el papel de chico malo. Se pone manos a la obra y emprende un viaje por todas las generaciones de videojuegos. Quiere demostrar que tiene madera de héroe.
Así es como conoce a la implacable Sargento Calhoun (voz de Jane Lynch) en un videojuego shoot ‘em up llamado “Hero’s Duty”. También aparece Vanellope von Schweetz (voz de Sarah Silverman), un rebelde “fallo” de “Sugar Rush”, un videojuego de flamantes coches de carreras. Ralph pone accidentalmente en peligro su mundo al liberar a un enemigo letal que amenaza a toda la galería de juegos. ¿Podrá Ralph convertirse en héroe y evitar el desastre antes de que sea demasiado tarde?
“¡Rompe Ralph!”, el largometraje animado número 52 de Walt Disney Animation, aterriza en la gran pantalla a finales de Noviembre de 2012,y tiene todas las papeletas para ser la gran película familiar de estas próximas Navidades en nuestro país. Si hay alguna duda, las cifras de su estreno en los EE.UU. deberían disiparlas: “Rompe Ralph” se estrenó en los EE.UU. el fin de semana de Halloween y consiguió el número uno del box office de recaudación con 49,1 millones de dólares. Por encima de los 48,8 millones de “Enredados” y los 40,9 millones de “El Rey León”. (http://www.disney.es/rompe-ralph/)

James Bond, con nombre código 007 y con licencia para matar, es un agente secreto británico creado por el novelista inglés Ian Fleming en 1952, en la novela “Casino Royale”, que saltó a las pantallas de cine en 1962 con “Agente 007 contra el Dr. No”. Desde entonces, veintidós películas de éxito de un eterno James Bond que ha lucido los rostros de Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y, ahora, Daniel Craig.
En “Skyfall“, una película dirigida por Sam Mendes (“American Beauty”, “Un lugar donde quedarse”, “Revolutionary Road”, “Jarhead”) a partir de un guión a ocho manos de John Logan, Patrick Marber, Neal Purvis y Robert Wade, nos contarán como la lealtad del agente británico James Bond hacia su superior M es puesta a prueba cuando el pasado de M vuelve para atormentarla. Su vida se verá en peligro y 007 deberá localizar y eliminar la amenaza, sin importar el precio personal que tendrá que pagar.
Interpretada por Daniel Craig (“Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio”, “Detrás de las paredes”, “Cowboys & Aliens”,…) como sexto rostro del agente 007, Ralph Fiennes (“La lista de Schindler”, “El paciente inglés”, “El jardinero fiel”, “The Reader”, “Harry Potter”,…) como Presidente del Comité de Inteligencia y Seguridad con control sobre el MI6, Javier Bardem (“Mar adentro”, “Biutiful”, “No es país para viejos”, “Los lunes al sol”, “Airbag”, “Carne trémula”,…), la actriz británica Judi Dench (“Jane Eyre”, “Iris”, “Orgullo y prejuicio”, “Shakespeare in love”, “Chocolat”,…) como M por séptima y ultima vez, Naomie Harris como la agente Eve, Ben Whishaw como Q, Albert Finney como el guardia de la finca de la familia Bond, Helen McCrory, Tonia Sotiropulou y Bérénice Marlohe, entre otros, este thriller de altísimo voltaje titulado “Skyfall” llega a los cines esta misma semana y nos narrará como, tras el fracaso de la última y fatídica misión de James Bond y revelarse la identidad de varios agentes secretos en distintos puntos del planeta, la sede del MI6 es atacada, obligando a M a trasladar su agencia. Debido a estos sucesos, su autoridad y posición se verán amenazados por Mallory, el nuevo Presidente del Comité de Inteligencia y Seguridad. Ahora, el MI6 se enfrenta a amenazas tanto externas como internas por lo que M decide acudir al único aliado en quien puede confiar: James Bond. El agente 007 desaparece en las sombras con una única aliada: la agente de campo Eve. Juntos le seguirán la pista al misterioso Silva, cuyas letales y ocultas motivaciones están aún por desvelarse.
Un nuevo Bond, con lo mismo de siempre que convierte la película en un show de entretenimiento y diversión, pero puesto al día. La tradición modernizada. (www.skyfall-movie.com)

{gallery}cine/ensalada465{/gallery}