Nueve nuevos carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Inmortals, Noche de Fin de Año y Un lugar para soñar.

Durante muchos años los creativos de Hollywood (y los de la CineCittá italiana) explotaron incansables el filón que ofrecía la mitología griega y el peplum, cine de mayor o menor calidad que ambientaba sus historias en la época clásica, en romanos y griegos vestidos con túnica, con dioses crueles que jugaban sin piedad con los seres humanos y héroes valientes enfrentados a monstruos mitológicos. De la abundancia y el abuso se pasó al silencio casi absoluto y al olvido de un género que ahora, cincuenta años después, reverdece sus laureles. «Gladiator», «Troya», «300», «Furia de Titanes»,… el género regresa para hacerse un hueco en la cartelera.
«Inmortals» nos cuenta como, eones después de que los dioses vencieran a los titanes, un nuevo peligro maléfico amenaza la tierra. Enloquecido por el poder, el rey Hiperión ha declarado la guerra a los hombres. Después de reunir a un ejército sediento de sangre formado por soldados que él mismo mandó desfigurar, Hiperión quema Grecia a su paso mientras busca un arma de poder inimaginable, el legendario arco Epiro, hecho por Ares en el Olimpo.
El hombre que posea este arco podrá liberar a los titanes, que llevan encerrados detrás de los muros del monte Tártaro desde el principio de los tiempos y claman por vengarse. En manos del rey, el arco significaría la destrucción de la raza humana y la aniquilación de los dioses. Pero la ley prohíbe que los dioses se entrometan en los conflictos de los hombres. Nada pueden hacer para detener a Hiparión, hasta que un campesino llamado Teseo les devuelve la esperanza.
Zeus encomienda en secreto una misión a Teseo, la de salvar a su pueblo de Hiperión y sus hordas. Después de reunir a un grupo entre el que se encuentra la visionaria sacerdotisa Fedra y el astuto esclavo Stavros, el héroe deberá encabezar la rebelión si no quiere ver su patria destruida y la desaparición de los dioses.
Protagonizada por Henry Cavill como Teseo, Mickey Rourke como el rey Hiperión, Freida Pinto como la sacerdotisa Fedra, Luke Evans como el joven Zeus, Kellan Lutz como Poseidón, Isabel Lucas como Atenea, John Hurt como Zeus, Stephen Dorff como el esclavo Stravros, Daniel Sharman como Ares y Corey Sevier como Apolo, «Inmortals» está dirigida por Tarsem Singh (responsable del videoclip de «Losing My Religion» de REM, «La celda», «The fall»), a partir de un guión de Charley Parlapanides y Vlas Parlapanides y producida por los responsables de «300», Gianni Nunnari y Mark Canton. En 3D y con mucho CGI, como empieza a ser habitual en cualquier película que aspire a ser un blockbuster. (www.immortalsmovie.com)

La cartelera navideña tiene tradiciones que se repiten año tras año: el blockbuster, la película de animación para todos los públicos, una película infantil con aprendiz de Papa Noël o un reno en prácticas, un drama moral con final agridulce en paisajes nevados y la comedia romántica coral con historias cruzadas de final feliz. Este año le corresponde a «Noche de Fin de Año» la cuota correspondiente a las historias entrelazadas de amores difíciles durante la última noche del año.
El extenso reparto de «Noche de Fin de Año» («New Year’s Eve»), repleto de abundantes caras conocidas, ya nos da una pista del tipo de película que nos espera en la pantalla cuando se apaguen las luces de la sala de cine: Jessica Biel, Jon Bon Jovi, Abigail Breslin, Chris ‘Ludacris’ Bridges, Robert De Niro, Josh Duhamel, Zac Efron, Hector Elizondo, Katherine Heigl, Ashton Kutcher, Seth Meyers, Lea Michele, Sarah Jessica Parker, Michelle Pfeiffer, Til Schweiger, Ryan Seacrest, Hilary Swank, Sofia Vergara,… Una comedia romántica coral, con varias historias diferentes que se entrecruzan a lo largo del relato, que sigue la senda abierta por precedentes de exito como «Love Actually» o «Historias de San Valentín», dirigida por un especialista en el género como Garry Marshall («Pretty Woman», «Novia a la fuga», «Princesa por sorpresa»,…) a partir de un guión de Katherine Fugate. De hecho «Noche de Fin de Año» se presenta como la secuela de la segunda, dirigida por Marshall, guionizada por Fugate y producida también por Karz y Ray, y se trata de una celebración del amor, la esperanza, el perdón, las segundas oportunidades y los nuevos comienzos en plena Navidad, a través de las historias entrelazadas de parejas y personas solteras, contadas con el telón de fondo de la Nochevieja en Nueva York, la ciudad de los rascacielos donde todo puede suceder. Dulce, quizás hasta empalagosa para algunos, pero una película que no engaña y ofrece justo lo que promete. En los tiempos que corren, todo un lujo. (www.nochedefindeano-es.com)

A cualquier persona normal se le acerca un día su cónyuge y le informa que se ha gastado alegremente todos los ahorros familiares en un parque zoológico en ruinas en Inglaterra, con más de doscientos animales exóticos, y en menos de media hora tiene los papeles del divorcio sobre la mesa. Pero este argumento, surrealista aunque basado en una historia real, sirve al director Cameron Crowe («Jerry Maguire», «Casi famosos», «Vanilla Sky», «Elizabethtown»,…) para construir toda una película de una hora y media, que toca la comedia y el drama, la alegría y el dolor. «Un lugar para soñar» (que traduce en castellano siguiendo la costumbre destructiva de las distribuidoras en nuestro país, ignorando el explicativo «We bought a zoo» del título original) adapta la novela autobiográfica del columnista independiente del periódico británico «The Guardian» Benjamin Mee, que cambió la pacífica existencia de su familia en el sur de Francia por el clausurado Zoo de Dartmoor, situado en Devon, en plena campiña británica. Su novela, y la película, narra las vivencias de su familia cuando compró una finca de más de treinta hectáreas, la cual incluía un parque zoológico con más de doscientas especies animales diferentes. Un zoo que estaba avocado a la destrucción, que la familia Mee compró con el fin de hacerlo resurgir, y con el problema añadido de que la mujer estaba muriéndose debido a un tumor cerebral. En el otoño del año 2007, antes de la publicación del libro, la historia de Mee fue recogida en una popular serie documental de cuatro episodios de la BBC 2 titulada «Ben’s Zoo».
El reparto está encabezado por dos nombres en mayúsculas, Matt Damon y Scarlett Johansson, a los que acompañan Elle Fanning, Carla Gallo, Patrick Fugit, Thomas Haden Church y Stephanie Szostak, entre otros. El guión que adapta la novela está escrito por Aline Brosh McKenna («El Diablo Viste de Prada», «27 Vestidos») y el propio Crowe. (www.weboughtazoo.com)

{gallery}cine/ensalada349{/gallery}