****

En su apuesta por abrir el abanico de su oferta (esta vez hacia el mundo latino), Disney apuesta en esta comedia musical coral por el realismo mágico y viaja hasta Colombia para contar la historia de una familia muy particular cuyos integrantes tienen todos un don…..Bueno, todos no. Y de ahí surge el “meollo” de una película luminosa, divertida, visualmente muy atractiva, que a parte de lo que es diversión tiene también sus cosas que decir y entre ellas que cada uno somos especiales y tenemos nuestro particular “don”. Aunque Maribel es el hilo conductor de la trama en esta ocasión el protagonismo está muy repartido y toda la amplia familia tiene su granito de arena que aportar a la historia. Corta en duración se pasa en un suspiro porque muchas veces los acontecimientos se precipitan tanto como las canciones (cuya letra a veces cuesta seguir), y ese ritmo narrativo desparramado forma parte de sus virtudes porque sobretodo pretende ofrecer un visionado muy festivo y elevar el ánimo (lo consigue con creces en su tramo final y con la canción de Carlos Vives “Mi encanto”). Ganó el óscar a mejor película de animación y logró otras dos nominaciones a banda sonora y mejor canción “Dos oruguitas”.