Hay numerosas películas sobre viajes en el tiempo, y muchas de ellas son magníficas, como “Regreso al futuro”, “12 Monos”, “Looper”, “Terminator”, “Los cronocrímenes”, “El efecto mariposa” o “Predestinación”, pero “El tiempo en sus manos” merece un capítulo aparte. Y no solamente por la estúpida traducción libre de la versión en castellano.
The Time Machine” es una película británica de George Pal del año 1960 basada en el breve relato de cien páginas homónimo de H.G. Wells del año 1895 que nos cuenta como un científico, con el rostro de Rod Taylor, construye una máquina con la que puede viajar en el tiempo. Con ella se traslada hasta el lejano año 802701, a un mundo desalentador y terrible, con dos razas distintas habitando la Tierra: los Eloi de la superficie y los Morlocks de las cavernas. Una aventura sin límite, y una obra cumbre indiscutible del género de ciencia-ficción de todos los tiempos.
La máquina del tiempo de “El tiempo en sus manos” es uno de los iconos más reconocibles del cine de ciencia-ficción, y sirve para homenajear a personajes destacados del cine fantástico por parte del Festival Internacional de Cinema de Catalunya en Sitges.