Tras conquistarnos con la trilogía de “El Ángel de la Noche” el escritor Brent Weeks regresa a nuestras librerías con la tetralogía de “El Portador de la Luz” y con “El Prisma Negro“, la primera entrega en la que nos deslumbra con un sistema de magia basado en los colores, con varios protagonistas, un par de sorpresas y mucha épica. Un libro apasionante para devorar en pocos días.

"El Prisma Negro" (Brent Weeks, Plaza & Janés)El Prisma Negro.
Autor: Brent Weeks   
Série: El Portador de la Luz num. 1 
Formato: Rústica con solapas
Páginas: 702 
Editorial: Plaza & Janés 
Precio: 22.90 euros 
Primeros capítulos

Primera entrega de la magnífica nueva trilogía del autor de El ángel de la noche.

Gavin Guile es el Prisma, el hombre más poderoso del mundo. La frágil paz que reina en Cromeria no podría sostenerse sin el ingenio y encanto de su emperador y sumo sacerdote. Pero la vida de los Prismas tiene fecha de caducidad, y Guile sabe exactamente cuánto tiempo le queda: cinco años en los que tiene que lograr otros tantos objetivos aparentemente imposibles.

Y cuando descubre que tiene un hijo, nacido en un reino lejano al terminar la guerra que le otorgó el poder, tiene que decidir qué precio está dispuesto a pagar con tal de proteger un secreto que podría reducir su mundo a escombros. Una nueva y apasionante saga que entremezcla la lucha por el poder, las vicisitudes de la guerra y las historias más humanas, que consolidará a Brent Weeks como uno de los maestros del género fantástico.

La carta de presentación de Brent Weeks en España, también de la mano de Plaza y Janés, se dio con la trilogía de El Ángel de la Noche; El camino de las sombras, Al Filo de las Sombras y Más allá de las sombras fueron unos libros de puro entretenimiento que nos dejaron con ganas de más y más. De hecho Weeks escribió una precuela titulada Perfect Shadow en la que nos cuenta más sobre Durzo Blint. Esperemos que en P&J se animen a publicarlo pronto.

Hace unas pocas semanas Plaza y Janés publicó El Prisma Negro, primero libro de la tetralogía de el Portador de la Luz compuesta por The Blinding Knife (sale a la venta el 11 de septiembre en Estados Unidos), por The Blood Mirror (previsto para, aproximadamente, 2014) y un cuarto libro sin título aún. Todo esto no eran sino motivos para retrasar la lectura de El Prisma Negra habida cuenta de que por mucho que P&J acelere la publicación de The Blinding Knife nada nos iba a salvar de una espera de más de 2 años para completar la tetralogía. Pero, bueno, la experiencia con la trilogía de El Ángel de la Noche fue tan positiva que El Prisma Negro fue escalando puestos en la pila de libros pendientes hasta que la impaciencia me impidió retrasar más su lectura. No me arrepiento, he disfrutado enormemente con un libro que juega con los tópicos de la fantasía, con varios a la vez, y que poco a poco te va adentrando en un mundo donde la magia está basada en el espectro de los colores y donde los trazadores pueden usar magia de uno, dos o más colores… pero con fecha de caducidad, cuanta más magia uses antes romperás el halo (presente en las pupilas que también sirven para identificar a los trazadores) y te volverás loco convirtiéndote en un engendro de los colores. Tan sólo el Prisma, gobernante de las 7 sataprías, elude ese destino, aunque tan sólo vive periodos de 7 años en 7 años (por aclararlo, si el Prisma pasa de su primer ciclo de 7 años sólo debe preocuparse por no morir 7 años después, o 14, o 21, o…). Vamos, que en esta saga lo de ser mago, trazador, no es tan chollo como pueda parecer ya que tu destino final es la muerte o la locura (seguida de la muerte, ya que los que rompen el velo son ajusticiados).

Los personajes que Weeks nos presentan son realmente interesantes. Comenzando por el propio Prisma, Gavin Guile, un gobernante que guarda un oscuro secreto, tanto como para alejar de sí a la mujer a la que ama, Karris, para preservarlo. Kip, hijo bastardo de Gavin que acaba de ver como toda su aldea, y su madre, es masacrada por el autonombrado rey Garadhul. Karris, miembro de la Guardia Negra (encargados de proteger al Prisma) y ex-prometida de este. Corvan Danaris, un general que nunca ha perdido una batalla, aunque perdió la guerra… En definitiva, un jugoso e interesante elenco de personajes que guarda muchos secretos que, poco a poco se irán desvelando, para regocijo nuestro.

Otro punto que tiene a su favor El Prisma Negro es que en su ambientación nos recuerda, en algunos momentos, a la Rueda del Tiempo (en la comparación entre la Cromería y la Torre), aunque el final del libro también recuerda, en parte, al final de El camino de las sombras . No os preocupéis, todo esto no hace sino enriquecer la lectura y que la historia se te meta dentro de la piel.

Otro punto a favor está en la EXCELENTE edición de Plaza y Janés. Creo que no he visto ni un sólo error, ni uno. Y si a eso le sumamos que la edición es más que correcta, las solapas, el precio (700 páginas por 23 euros me parece un muy buen precio), la buenísima traducción, corrección, etc… no podeos sino aplaudir el trabajo de la editorial, a la vez que les metemos prisa para que editen cuanto antes The Blinding Knife.

En definitiva, sí, os recomiendo efusivamente la lectura de El Prisma Negro, un libro que atrapa, obliga a leer sin parar y que te deja con muchísimas ganas de más. ¿Qué más se puede pedir? ¡Ah, sí, publicada ya The Blinding Knife!