***

Jaume Collet Serra ha dado con la fórmula para que sus películas sean siempre bien acogidas por el público, y con «El Pasajero» vuelve a acertar. En esta ocasión el argumento trata sobre un hombre que diariamente sube al metro de Nueva York para ir a trabajar y un mal día recibe un extraño encargo que le obliga a tomar partido en una angustiosa situación. La premisa es atractiva y también lo es el desarrollo, muy dinámico, en plan montaña rusa, que te mantiene todo el rato sin aliento. Hay algo de Hitchock en el arranque: suspense, un dilema, un buen hombre sometido a una situación límite (eso muy bien) y después ya desembocamos en un tipo de película más al uso del cine de acción actual, propensa a quitar el hipo y pensada para que el público se entretenga sin un momento de respiro…lo malo es que el desenfreno (y eso es ya menos ‘hitchchkiano‘) termina yéndose un poco de madre; pero en cualquier caso un título altamente recomendable como pasatiempo.