Planeta ha publicado un thriller en el que las mujeres no son sólo las víctimas de un psicópata, sino personajes auténticos e interesantes en una novela vibrante: «El jardín de las mariposas«.

El jardín de las mariposas
Dot Hutchison
Título original: The Butterfly Garden
Autor: Dot Hutchison
Sello editorial: Planeta
ISBN: 978-607-07-4647-5
Páginas: 288
Año de publicación: 2018

Cerca de una aislada mansión existe un jardín donde se cultivan delicadas flores y en él, abrigada por frondosos árboles, habita una exquisita y peculiar colección de mariposas que es resguardada por el Jardinero, un hombre que desconoce los límites de su obsesión por preservar la belleza. Maya es una sobreviviente del jardín y ahora tendrá que narrar a los agentes del FBI los horrores que vivió mientras permanecía en cautiverio junto con otras chicas que ni siquiera habían alcanzado la mayoría de edad. En su memoria viven las peores pesadillas. En su espalda, como en las de todas las jóvenes mariposas, un tatuaje le recordará por siempre un crimen imperdonable.
Editorial Planeta nos trae El jardín de las mariposas, una de las novelas con mejor crítica en los últimos meses y uno de los thriller más interesantes que se han publicado recientemente. Además, sin escapar a la ola de feminismo que recorre el mundo; en esta novela las protagonistas son las mujeres, por un lado como víctimas de la peor de las depravaciones del ser humano pero por otro lado como símbolo de resistencia, de lucha y de sororidad.

La historia transcurre en un paraíso terrenal y terrorífico donde el jardinero, mote que dan las prisioneras a su secuestrador y verdugo, recrea un espacio bucólico; un jardín artificial con su lago, su vegetación y sus mariposas, pero en este caso las mariposas son las jóvenes secuestradas que son tatuadas con alas de mariposa en sus espaldas. Pero el jardinero más que un jardinero es un depredador, que viola y asesina a sus mariposas llegando a la perturbación de embalsamarlas y exponerlas para su deleite.

Lo mejor de la novela sin duda son sus personajes, y sus personalidades, que se mueven en los dos bandos; por un lado los depredadores y por otra las víctimas. El jardinero y sus hijos Avery y Desmond son una tripla de extremos que se tocan; el patriarca es el ideólogo del perverso plan del que hace partícipe a sus hijos pero la participación de sus hijos no es de su agrado; Avery es un sádico que disfruta con el sufrimiento y el dolor mientras Desmond es todo lo contrario; incapaz de hacerles daños a las mariposas pero participe cómplice por su silencio. Más interesante es la variedad de comportamientos en el ámbito psicológico que hay entre la veintena de chicas secuestradas; las hay víctimas del Síndrome de Estocolmo, las hay que resisten y las hay, como Maya la protagonista, que intentan evadirse de la terrible realidad en que se encuentran. Quizá falta un poco de profundidad y detalle en la vida del jardinero.

La narración y la trama es ágil, con muchos saltos en el tiempo que hacen más tractiva e interesante la lectura.

Es una gran novela, con una trama estremecedora y espeluznante que deja al descubierto las miserias del ser humano que enganchará a los y las lectoras desde la primera página.

En la edición de Planeta no podemos dejar de resaltar la portada, todo un acierto.