Dicen que lo peor de la vida es saber que, inevitablemente y tarde o temprano, termina pero también es cierto que la vida tiene sentido justamente porqué es finita. Pero en «El Imperativo Thanos«, brillante cierre a la épica saga galáctica que empezó con «Aniquilación«, nos plantean como terrible amenaza una de las realidades más habituales del mundo del cómic de los superhéroes: los héroes nunca mueren.

¡Thanos ha vuelto! A un lado, tienes a la amenaza número uno del universo. Al otro, una nueva fuerza oscura determinada a destruirlo todo. Y en el medio sólo queda un puñado de héroes para evitar la devastación definitiva. Todos los héroes cósmicos han de reunirse de nuevo para afrontar una batalla que cambiará su destino para siempre.

Corría el año 2006, y mientras los héroes de la Tierra se hundían en una Guerra Civil fratricida, los héroes galácticos vieron su universo cósmico atizado, vapuleado, golpeado y destrozado hasta los cimientos. Los unos luchaban por sus derechos legales y los otros, por la supervivencia del universo entero. Entre las cenizas de «Aniquilación«, la épica guerra contra Annihilus, quedó el conflicto en carne viva, las heridas sin cerrar, las alianzas imposibles, muchos héroes muertos, e imperios caídos, civilizaciones colapsadas y mundos en ruinas. Pero por si eso no hubiese sido suficiente, una «Guerra de Reyes» y un «Reino de Reyes» que enfrentó al Imperio Shi’ar al mando de Vulcano contra los Kree y sus aliados inhumanos liderados por Rayo Negro, dejó una Falla abierta y latente que amenazaba el Universo Marvel, un desgarro en el tejido del universo que se convertía en una puerta de entrada sin cerradura ni pestillo. Después de los esfuerzos monumentales de tantos héroes, y de sus terribles sacrificios, puede que el universo sea un lugar mucho más peligroso que antes.

«El Imperativo Thanos» («The Thanos Imperative«) es una miniserie de seis números de Marvel Comics, publicada durante el año 2010, escrita por el dúo británico formado por Dan Abnett y Andy Lanning y dibujada por Brad Walker (solamente «The Thanos Imperative: Ignition«) y Miguel Sepúlveda, que nos propusieron una historia que se sostenía sobre dos pilares principales. Uno, el Cancerverso, un universo enfermo donde la muerte ha sido erradicada de raíz que, liderados por un Mar-Vell que nunca murió, quiere expandirse a través de la Falla hasta nuestro universo. Y dos, el Titán Loco, el Adorador de la Muerte, Genocida Universal, quién fuese (brevemente) señor del poder cósmico de las seis Gemas del Infinito, el omnipotente, omnisciente y omnipresente poseedor del Guantelete del Infinito, con dominio sobre tiempo, espacio, poder, realidad, mente y alma, que sigue buscando, de forma desesperada, la muerte. Thanos quiere morir, y que todo el universo se muera con él. Y el Mar-vell del Cancerverso quiere vivir, y que todo el universo se doblegue a su voluntad. Y entre unos y otros sólo queda un puñado de héroes para evitar la devastación definitiva.
Y por si el inmortal y corrupto Mar-vell no fuese una amenaza suficiente, la invasión del Cancerverso contará con una horda interminable de criaturas monstruosas de aires lovecraftianos, unas atrocidades tentaculares de pesadilla comandadas por una versión demoníaca de los Vengadores y el Magus, el antagonista de Adam Warlock. Y frente a ellos, ¿qué? Pues el universo Marvel dispondrá un pequeño ejército defensor comandado por los Guardianes de la Galaxia, Ronan, Billy Rayos-Beta, Gladiador, Estela Plateada, Quasar o Nova, además de una extraña alianza de Kree, Shi’ar o Badoom, e incluso Galactus y los Celestiales, pero quizás ni con ellos será suficiente.

Ni el amor, ni la belleza, ni la inocencia. Todo se acaba. ¿Todo? Si hay algo que de verdad, de verdad, no es permanente ni definitivo es la muerte de un héroe de los cómics de superhéroes. Con excepciones notables, como el Capitán Marvel. O eso pensábamos. Desde que Jim Starlin lo hizo morir en «La muerte del Capitán Marvel«, Mar-Vell yacía en su fría tumba. Sí, Mar-Vell no había vuelto jamás de la tumba, aunque otros héroes recogieron su testigo y su nombre, como Mónica Rambeau, Genis-Vell, Phyla-Vell, Noh-Varr o actualmente Carol Danvers, y era una excepción en el Universo Marvel, y en los cómics de superhéroes en general, donde la muerte no suele ser un final sino, simplemente un ‘hasta luego’.
De hecho «El Imperativo Thanos» enfrenta un universo donde la muerte rige los destinos de todos los seres vivos contra otro donde la muerte fue negada y erradicada. Dicho así, ¿quién no desearía ser ciudadano del Cancerverso? Basta con ver el aspecto de las corruptas criaturas del mundo labrado a capricho de Mar-vell, superviviente a su cáncer por los inombrables pactos con las entidades cósmicas primordiales que habitaban en los espacios entre universos, para cambiar de opinión. «Aquellos de Muchos Ángulos«, les llaman.

Pero el protagonista de «El Imperativo Thanos» es, por supuesto, aquel que le da nombre. El villano cósmico, a veces antihéroe incomprendido, las decisiones que rigen los caminos del enfrentamiento entre los dos universos dependen de Thanos, evidentemente. Su papel crucial en toda la saga cinematográfica marveliana ha supuesto que su presencia entre las novedades editoriales de La Casa de las Ideas haya sido constante durante el último lustro, y «El Imperativo Thanos» significa un nuevo regreso.

Con «El Imperativo Thanos» de la colección Extra Superhéroes Panini Comics ha recopilado los seis números de la miniserie en un sólo volumen, pequeñito y en tapa blanda (mejor en cartoné y a mayor tamaño al estilo 100% Marvel HC, es evidente, pues las espectaculares splash-pages de Sepúlveda que contiene lo hubiesen agradecido), donde también se incluyen algunos tie-ins como los cuatro números de «Annihilators«, los cuatro números de «Annihilators: Earthfall«, además del one-shot de apertura «The Thanos Imperative: Ignition«, y el one-shot de cierre «The Thanos Imperative: Devastation«. En resumen, un cierre brillante a la saga galáctica más ambiciosa de la última década en el Universo Marvel.

El Imperativo Thanos
Guión: Dan Abnett, Andy Lanning
Dibujo: Brad Walker, Miguel Sepúlveda
Colección: Extra Superhéroes num. 78
ISBN: 9788491675402
Formato: 15x23cm. Rústica. Color.
Páginas: 496
Precio: 27,50 euros