linea_separadora

La primera película. Los comienzos son difíciles y nadie alcanza el éxito al primer intento. Muchos directores que hoy consideramos autores esenciales del séptimo arte empezaron su carrera con películas olvidables, como Tim Burton y «La gran aventura de Pee-wee», James Cameron y «Piraña 2», Peter Jackson y «Bad Taste» o Stanley Kubrick y «Fear and Desire», y otros dieron en la diana al primer intento, como Quentin Tarantino y «Reservoir Dogs», David Lynch y «Eraserhead», Sofia Coppola y «The Virgin Suicides»,… y Steven Spielberg y «El diablo sobre ruedas«.

Escrita por Richard Matheson a partir de su novela corta homónima, y protagonizada por Dennis Weaver, «El diablo sobre ruedas» contaba la inexplicable persecución a la que se ve sometido un conductor de un automóvil por parte de un desquiciado que lleva un enorme, oxidado y amenazador camión. A medio camino entre el thriller y el terror, el gran mérito de la película es doble: no mostrar en ningún momento el aspecto del conductor del camión y no explicar los motivos de su demente comportamiento. Justamente esto, el desconocimiento al que la situación somete al conductor en apuros se traslada al espectador, que asiste aterrado al acoso a un individuo inocente, sometido a una persecución por motivos incomprensibles. Y Spielberg, en su primera demostración de sus habilidades como maestro titiritero, consigue mantener el ritmo, generar tensión y sostener el grado de intensidad a lo largo de una hora y media. El director debutante consigue no ser reiterativo ni aburrir, y eso ya es mucho mérito.

Aunque muchos consideran que la primera película del director Steven Spielberg es «Loca evasión» porqué «El diablo sobre ruedas» («Duel«) era un telefilme que se emitió por la cadena ABC un domingo por la noche del año 1971, hay que señalar que la película llegó a las salas de cine de Europa un año después, pasando de 16 mm a 35 mm, y de 74 minutos hasta 90. Así pues, sí que es la primera película de Steven Spielberg estrenada en una sala de cine, pero hasta los años ochenta no se pudo ver en las en salas de cine de los EE.UU.

linea_separadora