Ningún artículo será suficiente para glosar la figura de Ray Harryhausen (1920-2013), fallecido a la edad de 92 años y un genio responsable de la animación stop-motion y los efectos especiales de películas como “Simbad“, “Jason y los Argonautas“, “Hace un millón de años” y la inolvidable escena de los esqueletos guerreros o “Furia de Titanes“. Sin duda, uno de los profesionales más destacados e influyentes de la historia del séptimo arte.