Desde la antigüedad, ya en la mitología clásica, la medida de un héroe se fija a partir de la de sus antagonistas. Y todo villano que quiera ser digno debe tener enfrente a un héroe poderoso a quien medirse, la horma de su zapato, una referencia para poder establecer su grandeza real y la dimensión de sus ambiciones.

Mitad Batman. Mitad Joker. Combinando todo lo que hace del Cruzado de la Capa un héroe y del Príncipe Payaso un asesino, el Batman que ríe es el genio criminal más peligroso del Multiverso Oscuro. Y ha llegado a Gotham a fin de transformar el hogar de Bruce Wayne en un generador del mal.
Y no viene solo. Desde otra de las realidades que integran en miríada el Multiverso Oscuro, surge el Caballero Sombrío. Ese cruel justiciero recurrirá a cualquier arma a su disposición para garantizar que sus objetivos se queden bien muertos.
Una guerra que no se parece en nada a ninguna, una guerra de Hombres Murciélago, ha dado comienzo. A medida que los más cercanos amigos de Batman, sus más mortíferos enemigos y sus dobles malignos del Multiverso se vean en medio del fuego cruzado, una sola pregunta prevalece: ¿Quién reirá el último?

El Batman que ríe (Batman Who Laughs) es un Batman que proviene de la Tierra-22, el Multiverso Oscuro, una dimensión en la que todos los miedos y esperanzas existen de forma material, y que apareció por primera vez en las páginas del segundo número de «Noches Oscuras: Metal«, publicado originalmente en noviembre de 2017 por DC Comics y en marzo del 2020 por ECC Ediciones. Creado por el guionista Scott Snyder y los lápices del dibujante Greg Capullo, El Batman que ríe es una versión del Caballero Oscuro que se infectó con una supertoxina escondida en el corazón del Joker tras asesinarlo para convertirse en lo peor de los dos personajes, combinando en un solo cuerpo todo el ingenio y la destreza del Hombre Murciélago con la maldad y la perversión del Príncipe Payaso. El peor de los híbridos imaginables.
Samuel L. Jackson decía en «El Protegido«, la película de M. Night Shyamalan, que en un cómic sabes cómo se nota quién va a ser el malvado porqué es, justamente, el opuesto del héroe pero El Batman que ríe es algo muy diferente. Es una mezcla enfermiza entre el héroe y el villano. En las aventuras de Batman podemos encontrar piscópatas como el Joker, cleptómanos y narcisistas como Selina Kyle, sociopatas como el Espantapájaros, esquizofrenicos como el Sombrero Loco, así como el trastorno bipolar de Harvey Dent, el complejo de inferioridad de Edward Nigma, el complejo de Edipo del Pingüino y el trastorno límite de la personalidad de Harley Quinn. Y Batman, por supuesto. Bruce Wayne tampoco se libra de un buen montón de trastornos mentales. Y cuándo el héroe es un tipo tan poco cuerdo como Batman, un héroe tan demente como el peor de sus enemigos, el resultado de dicha fusión solamente puede ser algo aterrador.

Durante los eventos de «Noches Oscuras: Metal«, los héroes del Universo DC se vieron cara a cara con las malvadas versiones alternativas de Batman generadas por el Multiverso Oscuro. Aunque los héroes vencieron, la pesadilla parece que no ha terminado: El Batman que ríe, la versión más peligrosa del Caballero Oscuro, logró sobrevivir. Y este criminal, el más peligroso del Multiverso Oscuro, de la mano de Scott Snyder, James Tynion IV, Eduardo Risso y Jock, ha cruzado el portal para llegar hasta nuestro mundo.
Y por si eso no fuera suficiente, junto a El Batman que ríe también ha llegado El Caballero Sombrío, un Batman salido de las pesadillas más terribles de Bruce Wayne, un Batman que acabó con la vida del asesino de sus padres, que no tiene ningún inconveniente en empuñar un arma, ni acabar con quien se interpone en su camino, ni emplear cualquier método para detener a aquellos a quienes considera dignos de morir. Él es el vigilante enmascarado más peligroso de su mundo, y ha unido sus fuerzas con las de El Batman que ríe.

Ocho años después de su aplaudida colaboración en «Batman: Espejo Oscuro«, Scott Snyder y Jock se unieron de nuevo para dar forma a «El Batman que ríe«, la miniserie de siete episodios en la que El Batman que ríe de «Noches Oscuras: Metal» regresa a Tierra-1 para someter a Batman y Gotham City. Para ello contará, tal y como hemos comentado, con la ayuda de El Caballero Sombrío, de distintas encarnaciones de Bruce Wayne a lo largo y ancho del multiverso y, también, de los planes de contingencia que Batman había dejado preparados en la ciudad para proteger la ciudad en caso de urgencia y que el villano usará en su propio beneficio.
¿Cómo derrotar a un enemigo que conoce tus pensamientos y tus movimientos? ¿Cómo derrotarte a ti mismo? El más letal de los moradores de esa realidad alternativa conocida como el Multiverso Oscuro siempre va un paso por delante de Batman y sus aliados, así que quizás la única manera de hacer frente al enemigo es cruzar esa línea roja que Bruce Wayne se propuso no traspasar jamás. Parece que la única forma de detener a este loco es acabando con su vida y darle la espalda a su código moral. O quizás también podría aliarse con un peligroso sociópata, salido de las páginas de su clásico «Batman: Espejo Oscuro«, para que le ayude en su cruzada. O, peor todavía, la solución quizás está en administrarse a si mismo el suero que lo convertirá, poco a poco, en El Batman que ríe. Las alternativas son escasas, y todas ellas conducen irremediablemente al acantilado.

El Batman que ríe, un villano que bebe del Juez Muerte de los cómics de Judge Dredd, es una de las más recientes incorporaciones a la galería de villanos del Caballero Oscuro, que es extensa pero que reserva un lugar especial para algunos de ellos. El Joker, Dos Caras, el Pingüino, el Tribunal de los Búhos, Ra’s Al Ghul, Catwoman, Bane, Silencio, El Espantapájaros, Mr. Frío,… y pocos más. Y en este «El Batman que ríe» vemos que el peor de todos ellos es, justamente, el Bruce Wayne que acabó uniendo su destino con el del hombre de la risa perpétua para convertirse en un sádico asesino, despreciable y astuto. Lamentablemente, el guionista Scott Snyder no acaba de sacar provecho del potencial del personaje que él mismo creó y lo encaja de mala manera en una historia que empieza bien pero decae con el paso de las páginas, para terminar en un final apresurado y mal explicado.

En resumen, «El Batman que ríe» es una mala secuela de «Noches Oscuras: Metal«, una excusa para recuperar a un villano destinado a convertirse en un clásico pero que se nos presenta en una aventura algo desordenada, que encaja algunas ideas a martillazos (el Tribunal de los Búhos) y desaprovecha otras que podría haber desarrollado un poco más (los Bruce Waynes de los universos alternativos). Entretenida pero mejorable, y decepcionante porqué Scott Snyder es quien firma el guion.

El Batman que rie.
Guion: James Tynion IV y Scott Snyder
Dibujo: Eduardo Risso y Jock
Edición original: «The Batman Who Laughs» núms. 1 a 7 y «The Batman Who Laughs: The Grim Knight» núm. 1
Fecha de publicación: Diciembre de 2020
ISBN: 978-84-18475-25-2
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 232
Precio: 25,00 euros