Hubo un tiempo en que los serial killers estaban de moda. Películas, libros e incluso cómics eran protagonizados por estos individuos desequilibrados con sed de sangre. Últimamente se les ha perdido la pista, o son pasto de investigación, acoso y derribo del grupo policial de turno. El asesino dentro de mí, basada en la novela de Jim Thompson, que ahora publica Planeta Cómic, nos trae de nuevo el serial que echábamos de menos.

El asesino dentro de mí
Edición original: The Killer inside me ESP
Guión: Jim Thompson, Devin Faraci
Dibujo: Vic Malhotra
Color: Blanco y negro
Formato: Libro cartoné, 144 págs. blanco y negro
Precio: 16,95€

Adaptación del famoso relato de Jim Thompson con una introducción del genio del terror: Stephen King.

Jim Thompson nos proporciona una visión oscura, densa, de la mentalidad de un asesino en serie estadounidense muy anterior a Charles Manson, a John Wayne Gacy y al American Psycho de Brett Easton Ellis.

Lou Ford es ayudante del sheriff en una pequeña ciudad de Texas. Lo peor que la gente puede decir de él es que lo hace todo con una cadencia un tanto lenta y que es un poco aburrido. La cuestión es que casi nadie sabe lo de la enfermedad que casi acaba con él cuando era joven; una enfermedad… que pretende resurgir.

En tus manos tienes una adaptación escrita por Devin Faraci y dibujada por Vic Malhotra. La introducción es de Stephen King.

Siento decir que no he leído el clásico de Jim Thompson que escribió en 1952 para Fawcett Publications y que es descrita como una de las novelas policiales más impactantes e intransigentes jamás escritas. Por los antecedentes, debe ser todo un clásico de la novela negra americana, además de innovadora por su estilo crudo y poco amable.  Jim Thompson (1906-1977) fue poco reconocido mientras estuvo vivo, aunque escribiera más de 30 novelas, muchas de ellas clásicos instantáneos y trasladadas a la gran pantalla por directores del calibre de Stephen Frears o Sam Peckinpah, con Los timadores y La huida, respectivamente. Con Stanley Kubrick colaboró en la elaboración de los guiones cinematográficos de dos obras maestras como son Atraco perfecto y Senderos de gloria.

El asesino dentro de mí ha tenido dos adaptaciones para cine, El asesino está en mí (1976) dirigida por Burt Kennedy y protagonizada por Stacy keach, y la más reciente El demonio bajo la piel (2010) con Michael Winterbotton tras la cámara, y Casey Affleck encarnando al calculador protagonista.

Es la primera vez queesta novela es contada en viñetas, gracias a la editorial americana IDW que hace un par de años (2016) adaptó la novela con guion de Devin faraci y dibujos de Vic Malhotra, autores desconocidos en nuestro país. He buscado datos de ellos dos, y apenas he encontrado la ocupación bloguera del guionista, que además lleva una web de cine. Mlhotra, el dibujante canadiense, tampoco es que goce de un gran currículo, con intervención en los cómics de Expediente X, algún webcómic y poco más.

La historia está narrada en primera persona por su protagonista, incluyendo monólogos interiores que se cogen tal cual de la novela original y que son como puñetazos para las mentes bienpensantes. Lou Ford, un joven de 29 años apuesto y elegante, es el ayudante del Sheriff en una pequeña ciudad de Texas. Aunque parece un tipo tranquilo en apariencia, se trata de un sociópata calculador y depravado sexualmente. Se lía con una prostituta, pese a tener novia, y urdirá un plan para vengarse de una importante familia del pueblo. La historia se irá complicando más y más, y aunque sus propios compañeros de oficio le estén cercando poco a poco, él seguirá como si nada, llevando adelante sus diabólicas maquinaciones. Una mente fría y criminal, que por nada se inmuta, este Lou Ford. Todo urdido con las acertadas reflexiones que ya comenté al principio de este párrafo y que son lo mejor de tan enredada trama.

Los autores llevan a cabo una adaptación que va de menos a más. No acabé muy convencido del primer número, la cosa se puso mejor en el segundo y fue a mayores a partir del tercero, atrapándome en la misma tela de araña ideada por su protagonista. Sin duda, la historia original es muy absorbente y está bien elaborada, con pocos cabos sueltos.

No había comentado que son cinco cómics americanos recopilados en este tomo en tapa dura, que además incluye extras como bocetos, ilustraciones, diseño de personajes, biografías y portadas alternativas. Y el mayor gancho, como refleja la portada, la introducción de Stephen King, bastante interesante, pero que únicamente comenta el libro en que se basa el cómic, además de destripar muchas cosas de su argumento, como ya avisa.

Terminando de leer esta obra, y sé que las comparaciones son odiosas, creo que con Brubaker y Lark El asesino dentro de mí habría sido un cómic de los que hacen época. Con los autores actuales, ni guion ni dibujo creo que estén a la altura del libro original. Con todo, una obra muy recomendable para amantes de las historias negrísimas y de los personajes perturbados.