¡Por supuesto que el arte importa! ¿Acaso alguien lo pone en duda? Aunque llevamos miles de años tratando de describir que es, todos coincidimos en que el arte es una de las manifestaciones más elevadas de la actividad humana, que interpela directamente a las emociones y al intelecto.

A partir de algunas de sus conferencias y artículos, El arte importa cristaliza la visión de Gaiman como artista total: una exploración sobre cómo leemos, imaginamos y creamos, y cómo el arte puede cambiar el mundo y nuestras vidas. Reúne en un solo volumen cuatro de las piezas más admiradas de Gaiman sobre el arte y la creatividad. Un manifiesto a favor de la libertad de expresión escrito tras el atentado a la revista Charlie Hebdo. Make Good Art: su popular discurso de 2012 para los recién graduados de la University of the Arts de Philadelphia. Cómo construir una silla: un poema sobre el placer de construir algo con tus propias manos. En defensa de las bibliotecas: una apasionada defensa de las bibliotecas que las celebra como lugares para formar lectores y soñadores. Acompañada de las ilustraciones de Chris Riddell, El arte importa es un estimulante legado para sus lectores sobre la importancia de la libertad de las ideas que nos inspiran para crear arte.

El prolífico periodista, novelista, poeta, cuentacuentos y guionista Neil Gaiman es uno de los grandes maestros de la ficción especulativa moderna. La relevancia de su obra multidisciplinar se puede constatar en su extensa obra, su brillante carrera reconocida con numerosos premios de prestigio, las adaptaciones cinematográficas de varios de sus relatos, su capacidad creativa y su imaginación desbordante, sus brillantes textos para cómics y novelas gráficas, obras teatrales, producciones para la pequeña pantalla, canciones, fotonovelas, periodismo, ensayos, o novelas de ciencia-ficción y fantasía.
Hay que descubrir a Neil Gaiman a quién no lo conozca aún: si te gusta el cómic te recomiendo «The Sandman«, por supuesto, pero también «Orquídea Negra» o algunas de las adaptaciones de sus relatos al cómic, como «Criaturas de la noche» de Michael Zulli o «Misterios de un asesinato» de P. Craig Russell. Si eres un joven lector te aconsejo empezar con «Stardust«, «Coraline» o «El libro del cementerio«. Si eres un lector abierto a sugerencias, «American Gods«, «Neverwhere«, «El océano al final del camino» o «Buenos Presagios«, a cuatro manos con el maestro Terry Pratchett, seguro que no te decepcionarán. Y si me confiesas que lees poco te sugiero probar primero con sus antologías de relatos, como «Objetos Frágiles«, «Material Sensible«, «Humo y Espejos» o con los textos de «La vista desde las últimas filas«, que pueden servir para seducir a los reticentes y a convencer a los menos habituales. Casi todos ellos, y algunos más, los tenéis reseñados en ViaNews.

«El arte importa porque la imaginación puede cambiar el mundo» es una breve antología de relatos de Neil Gaiman, ilustrados por su fiel colaborador Chris Riddell con quien ya había trabajado con anterioridad («La joven durmiente y el huso» y «El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre«), cuya temática común es la importancia del arte como elemento esencial para cambiar el mundo y nuestras vidas. Apenas un centenar de páginas y cuatro textos donde Neil Gaiman, uno de los escritores más brillantes de la literatura contemporánea y creador de universos irrepetibles, condensa sus reflexiones sobre la literatura y la creatividad y, en resumen y de forma más general, sobre el arte como actividad humana que transforma el mundo que conocemos y nos permite verlo de una manera diferente. Son «Credo«, un manifiesto en respuesta al ataque islamista de enero de 2015 contra el semanario satírico francés «Charlie Hebdo» que se saldó con la trágica cifra de once muertos y doce heridos; «Haced buen arte«, su conocido discurso para los recién graduados de la Universidad de las Artes de Philadelphia; «Cómo montar una silla«, un poema sobre el sencillo placer de hacer algo con tus propias manos y «Por qué nuestro futuro depende de las bibliotecas, de la lectura y de soñar despiertos«, una sincera oda a las bibliotecas como templos del saber y los lugares mágicos donde muchos descubrimos el poder de los libros a partir de su propia experiencia, cuando era un niño de ocho años. Textos escritos entre los años 2011 y 2015 en formatos bien diferentes: «Credo», para New Statesman, en 2015; «Haced buen arte» («Make good art«), una conferencia de 2012, «Como montar una silla» («Making a chair«), del audio de «An evening with Neil Gaiman & Amanda Palmer» de 2011; y «Por qué nuestro futuro depende de las bibliotecas» («Why our future depends on libraries, reading and daydreaming«), una conferencia para The Reading Agency de 2013.

«El arte importa» es un libro editado con cariño por el sello Ediciones Destino de Planeta que supura Neil Gaiman por todos sus poros, que recoge reflexiones y obsesiones que ya hemos oído expresar al escritor inglés afincado en los EE.UU. en numerosas ocasiones en conferencias, artículos y relatos pero que nunca nos cansamos de leer. Una lección de vida. Además, aprovecha las páginas del libro para confesar a los lectores, en voz baja, como un secreto compartido, los mejores consejos que le han dado nunca… pero que él ignoró, cosa que no le impidió alcanzar el éxito.

¡Haced Buen Arte!

El arte importa porque la imaginación puede cambiar el mundo.
Autores: Neil Gaiman y Chris Riddell
Traducción: Montse Meneses Vilar
Editorial: Ediciones Destino
Colección: Áncora & Delfín
Fecha de publicación: Mayo de 2020
ISBN: 978-84-233-5724-6
Formato: 11,5x21cm. Cartoné.
Páginas: 112
Precio: 19,00 euros