La pequeña editorial Drakul publica en Mayo, como novedad para el Salón del Cómic de Barcelona, «Drakul» de los argentinos Emilio Balcarce, H. Ceferino López y Jok, que mezcla invasiones extraterrestres con divertidas reflexiones teológicas que nos recuerdan a ese singular «Remolcando a Jehová» de James Morrow.

image1Funeral.
Una raza extraterrestre envía una monumental nave a la Tierra. Ningún misil consigue detenerla y finalmente ameriza en el océano Atlántico. Resulta ser una gigantesca carroza fúnebre automática, un ataúd cósmico autopropulsado con el cadáver de un anciano gigante dentro. Una voz grabada le comunica a la  Humanidad en todos los idiomas que se trata nada más y nada menos que de… Dios. Y que, como hijos suyos, debemos velarlo.
La noticia provoca una gran conmoción mundial, miles de creyentes de todas las religiones llegan en peregrinación acuática mientras los militares imponen un estricto bloqueo naval y aéreo, pues piensan que la nave es la avanzada de una invasión extraterrestre, camuflada con la religión.
¿Será una estrategia militar alienígena o el cadáver que envían es realmente el de Dios que ha muerto?

«Funeral» es el nuevo cómic de Emilio Balcarce, H. Ceferino López y Jok, que publicará la editorial madrileña Drakul, en su sello Likantro, como novedad para el Salón del Cómic. Su argumento, tan complejo en su desarrollo como simple en su concepción: Dios existe y ha muerto. Una nave extraterrestre llega a la Tierra con su cadáver y eso cambiará radicalmente la religión y la existencia del ser humano. Una historia breve (solamente 48 páginas), que plantea cuestiones interesantes pero con un dibujo quizás demasiado BD, e incluso con reminiscencias al «Atlantis» de Disney.
El argentino Emilio Balcarce, ganador del premio El Eternauta, y autor de más de trescientos guiones de cómic (la trilogía «Crónicas del Tiempo Medio» con Zanotto, «Pantanal», «Hache», «R.E.M.», «El Extraño Juicio a Roy Ely con Juan Giménez,…), vuelve con esta obra al mundo del cómic después de veinte años en los que se ha dedicado plenamente al periodismo.
El dramaturgo H. Ceferino López, por su parte, se había dedicado principalmente a escribir obras para el teatro y «Funeral» era su primera incursión en el mundo del cómic. Murió en el año 2009 con 42 años de edad.
Jok, identidad ficticia bajo la que se esconde Diego Horacio Coglitore, es un guionista, dibujante de cómic e ilustrador argentino («Ecos y Tinieblas», «Perfecto», «Decadencia», «Puerto Kapruccia», «¿Quién es Copérnico?», «Carne Argentina», «Adventures of Bio Boy», «The Hill», «Redball 6»,…).

Más información en www.drakul.es