Los gemelos brasileños Fábio Moon y Gabriel Bá hace ya mucho tiempo que nos demostraron que pueden hacer cualquier cosa que se propongan, y a su excepcional obra publicada me remito. Su novela gráfica más reciente, «Dos Hermanos«, que nos ha llegado en castellano de la mano de Planeta Cómic, es un trabajo sorprendente y embriagador que nos remite, inevitablemente, al realismo mágico de Gabriel García Márquez y al costumbrismo ‘brasileiro‘ de Jorge Amado, Joaquim Machado De Assis o Milton Hatoum. Una maravilla.

Puede que los hermanos gemelos Omar y Yaqub se parezcan mucho, pero no podrían ser más diferentes el uno del otro. El posesivo amor de su madre agita aún más las revueltas aguas que hay entre ellos y Yaqub es enviado desde Brasil al Líbano para vivir allí con unos parientes.
Cinco años después regresa, convertido en un virtual desconocido, con unos padres que le aburren y sus tensiones con Omar no han cambiado en lo más mínimo. Los secretos familiares seducen a los lectores en esta historia profundamente relevante sobre identidad, amor, pérdida, engaño y la disolución de los lazos de sangre.

Sin la menor duda, les hermanos gemelos Fábio Moon y Gabriel Bá, guionista y dibujante, dibujante y guionista, son los autores más conocidos del mundo del cómic brasileño con el permiso de Roger Cruz y Mike Deodato, que se labraron cierto prestigio en el mundo superheroico de Marvel Comics, 0 Rafa Alburqueque, que también ha trabajado para DC. Es algo que no tiene mucho mérito en un país donde el cómic es un producto cultural residual y la creación nacional solamente representa un tercio de la producción, por detrás de norteamericanos, europeos y japoneses, pero no hay que olvidar que el país tiene más de 200 millones de habitantes y, por lo tanto, un montón de potenciales lectores a los que cautivar. Ante tal tesitura, los creadores brasileños tienden a mirar más allá de sus fronteras y los gemelos no desaprovecharon su oportunidad cuando ésta llegó.
Fábio y Gabriel, licenciados ambos en Bellas Artes, se dieron a conocer con su revista autoeditada «10 Pãezinhos«, para saltar con rapidez al mercado norteamericano con «Roland: Days of Wrath» para la editorial Terra Major, «Rock ‘N’ Roll» junto a los hermanos D’Angelo y la antología «Autobiographix«, junto a autores de la talla de Will Eisner, Frank Miller y Matt Wagner. Con su carta de presentación «De:TALES«, colaboraciones con Joss Whedon (en «Sugarshock«), Matt Fraction (en «Casanova«) o Mike Mignola (en «B.P.R.D.: 1947«), «The Umbrella Academy«, la adaptación al cómic del «Cómo hablar con chicas en fiestas» de Neil Gaiman o la excepcional «Daytripper» alcanzaron muy pronto el reconocimiento internacional, tanto por haber sido publicados en sellos de tanto prestigio como Vertigo como por los premios que recibieron por sus obras. Lo más difícil ya estaba hecho, y consistía en llegar. Ahora tocaba mantenerse ahí arriba, y con «Dos Hermanos» por supuesto que lo han conseguido.

No podemos negar que en Europa desconocemos la realidad multicultural y multiracial de Brasil, más allá de los breves repasos a la actualidad internacional que nos pueden hacer en la prensa escrita o televisiva, y a las menciones esporádicas a Jair Bolsonaro, Dilma Rousseff o Lula. Sabemos que durante diez años se impulsaron políticas lideradas por el Partido de los Trabajadores a favor del multiculturalismo, acciones de valorización y reconocimiento de formas culturales históricamente discriminadas, y que con la llegada al poder de la derecha se ha producido unareacción conservadora opuesta, pero desconocemos la realidad profunda de un país complejo, en el que la abolición de la esclavitud no se produjo hasta 1888. Por ese motivo al lector le puede costar un poco adentrarse en «Dos Hermanos» de Fábio Moon y Gabriel Bá, una obra arraigada en Brasil y en su historia, pero los autores se convierten en nuestros intérpretes privilegiados de la identidad brasileña, contribuyendo a que entendamos este fascinante país multifacético, multiracial, húmedo y sensual a través de la historia de los hermanos gemelos Omar y Yaqub, y de su peculiar familia. Poco después de la Segunda Guerra Mundial los dos gemelos, siempre enfrentados y después de un sangriento episodio que marcará para siempre a uno de ellos con una cicatriz, son separados: a uno lo mandan al Líbano con unos parientes y el otro se queda en Brasil, donde la familia lo trata casi como si fuese un hijo único. Cuando después de cinco años Yaqub regresa se constata que los dos hermanos son la noche y el día, rivales sin remedio, y mientras uno tiene las ideas claras de lo que quiere hacer con su vida el otro, una alma descarriada y sin control, se pierde en la oscuridad.

Basada en la obra homónima del aclamado novelista brasileño Milton Hatoum, «Dos Hermanos» se ambienta en la ciudad portuaria de Manaos, en la ribera del caudaloso río Amazonas, y nos cuenta la historia de los gemelos Yaqub y Omard, y sus relaciones con la madre posesiva, el padre permisivo de origen libanés, la hermana solterona, la sirvienta Domingas y el hijo de ésta, en un relato que es, además del drama familiar de incesto, venganza y pasión, un viaje al Brasil más desconocido, allí donde todos sus habitantes viven como pueden entre las altas temperaturas y especialmente las humedades que ascienden al cien por cien. Manaos llegó a ser conocida como el París de los Trópicos del siglo XIX, una ciudad en la jungla amazónica donde la luz eléctrica o la ópera llegaron antes que a Río de Janeiro gracias a la fiebre del caucho, y Fábio y Gabriel la retratan con tanto cariño como precisión. Es un actor más de la función, tanto en su auge como en su decadencia, que sirve para retratar, y comprender, los hechos que nos cuentan.

Tal y cómo decía Gabriel en una entrevista para Zona Negativa hace algunos años al respecto de la influencia de los escritores brasileños en su obra, «Buena parte de la cultura brasileña y sus costumbres se trasmitió y construyó gracias a la literatura, no a los libros de historia. Nuestra forma de vernos a nosotros mismos y de interactuar con los demás siempre es comparable a la de los personajes arquetípicos de las obras maestras de nuestra bibliografía.» Y eso es así en «Dos Hermanos«, sin duda, donde nos intentan explicar la realidad de un Brasil desconocido a partir de su novelización, a partir de los ojos de Milton Hatoum, y no de su historia real.

Publicada originalmente por Dark Horse Comics en 2015 como «Two Brothers«, «Dos Hermanos» es, como hemos insistido a lo largo de toda la reseña, una obra excepcional que se expresa a través del blanco y negro de, en esta ocasión, Gabriel. Un dibujo expresivo, contenido, sobrecogedor al representar los lugares, la noche y las tormentas, de una manera que el color no hubiese conseguido jamás. Ese dominio de la mancha negra es increible, y Gabriel lo utiliza de forma inteligente, equilibrando las masas de negro y masas de blanco en la página y dirigiendo la mirada del lector. No es fácil, pues el dibujante debe decidir qué mostrar, qué dibujar, y qué dejar en blanco. No es solo nuestra opinión: «Dos Hermanos» ha sido calificada tanto de ‘novela gráfica imprescindible‘ por Brian Michael Bendis o ‘una obra extraordinaria‘ por Brian Azzarello, y otros muchos le han dedicado adjetivos superlativos como ‘nueva obra maestra‘ o ‘virtuosa hazaña de narrativa visual‘. Es así. Su talento, el de ambos, es enorme.

Dos Hermanos
Autores: Fábio Moon y Gabriel Bá
Traducción: Ignacio Bentz
Fecha de publicación: Marzo de 2021
ISBN: 978-84-9146-988-9
Formato: 18,3×25,5cm. Tapa dura. Blanco y negro.
Páginas: 240
Precio: 25,00 euros