La magia late en el interior de “Desde el mañana”.