Demon Quest es un tebeo de Enkaru que juega a la fantasía a la par que homenajea a los videojuegos arcade clásicos y lo marida todo con un sentido del humor exquisito para lograr una receta casi perfecta.

Demon QuestDemon Quest  
Edición original: Demon Quest ESP
Fecha de edición: noviembre de 2023
Guión: Enkaru
Dibujo: Enkaru
Color: Enkaru
Formato: Rústica, 128 páginas. Color.
12€

Pulsa cualquier botón. Ese no. El malvado Mago Velius ha secuestrado a la Princesa Shalendra, sumiendo al reino de Mystaria en la oscuridad. Cuatro valientes héroes – una bárbara, una elfa sacerdotisa, un ladrón humano y un misterioso mago – se unen para rescatarla y cambiar el destino predeterminado. Con esta premisa nos adentramos en el fascinante mundo de Demon Quest , un videojuego de principios de los años 90 que conquistó el corazón de Andrés cuando era niño y que ahora, con más de 40 tacos, anhela revivir junto a su hija Susana. Sin embargo, al volver a sumergirse en el juego, Andrés descubre con asombro que Demon Quest no es exactamente como lo recuerda; ¡los escenarios y personajes parecen haber cambiado misteriosamente!

Fandogamia Editorial es una de esas pequeñas editoriales a las que siempre hay que prestar atención porque no dejan de moverse y de proponernos títulos interesantísimos e incluso tienen una plataforma digital, Fanternet, que les sirve de caldo de cultivo para que los autores se fogueen a la vez que trabajan en sus obras. Así, con una periodicidad semanal, nos regalan diversas “tiras de prensa” que, posteriormente, serán publicadas en papel. Exactamente esto es lo que ha sucedido con Demon Quest y como tengo la manía de no seguir las ediciones digitales (se me hacen eternas) no he descubierto a Enkaru hasta la publicación de esta edición.

Demon Quest es una carta de amor a los videojuegos arcade, y al rol, de los años dorados del videojuego y que se disfruta por contar con unos personajes entrañables (y cualquiera que haya jugado a juegos de rol se verá identificado en alguno de los personajes), un sentido del humor realmente divertido y una aventura que no deja de homenajear a grandes clásicos del mundo del arcade como Golden Axe por ejemplo pero que también nos muestra dos culturas diferentes; la de Andrés, que recuerda el juego clásico, y la de su hija Susana que no se sorprende en absoluto por los cambios que tanto asombran a su padre.

He disfrutado muchísimo Demon Quest, tanto como para esperar que Enkaru se anime a continuar la historia u ofrecernos nuevas aventuras con estos u otros personajes, aunque no dejo de darle vueltas a cuanto me gustaría ver cómo continua adelante con alguno de estos personajes. Otra cosa que le aplaudo a Enkaru, entre muchas más, es ver cómo “actualiza” la historia del videojuego a unas ideas más modernas que las que poblaban los antiguos videojuegos.

Gráficamente Demon Quest es perfecto, el aspecto visual de los personajes, escenarios, objetos… todo recuerda a videojuegos arcade clásicos y la expresividad de los personajes es perfecta para aprovecharse de las situaciones que nos plantea Enkaru y sacarle el máximo partido.

El formato de 21 x 14,85 centímetros le sienta muy bien a la historia y a las ilustraciones, es un formato muy manejable y perfecto para regalar.

En definitiva, acepté reseñar Demon Quest movido por una portada (maravillosa portada que homenajea a los videojuegos retro de antaño) y no sólo mis expectativas se vieron recompensadas, sino que disfruté muchísimo durante toda la lectura. Ahora mismo lo uno que echo en falta es más material de esta autora.