Edge Entertainment ha anunciado que publicará próximamente la edición en castellano del juego de tablero “Rex: Últimos días de un imperio” que, en realidad, es simplemente una versión actualizada de Fantasy Flight Games del clásico “Dune” pero ambientada aquí en el universo de “Twilight Imperium”. Vamos, el mismo mono pero con distinto sombrero.

image1Desde tiempo inmemorial, los Lazax gobernaron la galaxia y sus muchas razas. Pero con el tiempo, los cimientos de su imperio empezaron a resquebrajarse por el estancamiento económico y la desconfianza creciente. Las abdicaciones y los conflictos se extendieron lentamente, como una enfermedad que presagiara los oscuros tiempos que iban a llegar.
Mientras las tormentosas nubes del descontento se arremolinaban, los Lazax, cegados por glorias pasadas y autocomplacientes tras milenios de supremacía, no fueron capaces de darse cuenta de la situación cada vez más desesperada.
Entonces, sin ningún aviso, el mismo corazón del imperio recibió un insidioso golpe. Una flota Sol, mejorada con tecnología Jol-Nar y apoyada por los grupos comerciales Hacan, lanzó un ataque sorpresa sobre el mundo-trono del emperador Lazax, Mecatol Rex.
En pocas horas, el emperador había sido asesinado y su imperio estaba sumido en el caos. Mientras la galaxia caía en la guerra civil, la lucha por el poder en Mecatol Rex se convirtió en un microcosmos de la traición, la desesperada diplomacia y la destrucción que poco después devorarían las estrellas.

Edge Entertainment, como no podría ser de otra manera cuando el producto original es de Fantasy Flight Games, publicará el juego de tablero “Rex: Últimos días de un imperio”, un juego que cuenta la épica lucha por Mecatol Rex tras la muerte del último emperador Lazax y que es una revision del clásico “Dune” de Avalon Hill Game Company del año 1982 que diseñaron Bill Eberle, Jack Kittredge y Peter Olotka. Del planeta Arrakis en “Dune”, hemos pasado a Mecatol Rex en “Rex: Últimos días de un imperio” (y de Corrino a Lazax, de Fremen a Sol, de Atreides a Jol-Nar, de Guild a Hacan, de Harkonnen a Letnev, de Bene Gesserit a Xxcha,…), que es un juego independiente del “Twilight Imperium 3rd Edition” de Christian T. Petersen, que no está publicado en castellano, pero con la misma ambientación.
En este “Rex: Últimos días de un imperio” creado por Bill Eberle, John Goodenough, Jack Kittredge, Corey Konieczka, Peter Olotka y Christian T. Petersen, de tres a seis jugadores asumen el papel de razas galácticas con posiciones de comienzo y poderes especiales únicos. A lo largo de la partida, los jugadores intentan ser mejores estrategas que sus oponentes para controlar los distritos más importantes de Mecatol Rex, y para tener éxito tendrán que hacer uso de astutas negociaciones y planificación táctica mientras se forman inestables alianzas, se reúnen ejércitos y se desenmascaran traidores.
En “Rex: Últimos días de un imperio” los jugadores luchan por el control de varias localizaciones situadas en Mecatol Rex, para asegurar el dominio de un imperio inmerso en el caos y el desorden. Mientras un imperio se resquebraja, otro se alzará para ocupar su lugar. ¿Te harás con el dominio o te doblegarás ante el poder de los demás?
Aunque en ocasiones la diplomacia y las alianzas evitan ciertos choques, los combates son inevitables y se producen siempre que dos o más bandos se encuentran en la mizma zona. En ese caso los jugadores suman la fuerza de sus tropas y la capacidad de su líder, aunque la aparición de traidores en uno u otro bando puede dar un vuelco a la batalla. Tanto si eliges la ruta de la negociación como si sigues el camino de la guerra sin cuartel, el destino de Mecatol Rex, y quizá de toda la galaxia, está en tus manos.

Más información en www.edgeent.com