linea_separadora

Cuando los videojuegos aún no eran el fenómeno de masas que es hoy, cuando las aventuras gráficas estaban empezando a dar sus primeros pasos, en el lejano año 1993, LucasArts nos sorprendió con la secuela de «Maniac Mansion«, un videojuego desarrollado por Dave Grossman y Tim Schafer con sistema SCUMM (el octavo juego en usar este motor gráfico) titulado «El Día del Tentáculo«. Viajes en el tiempo con las Cron-O-Letrinas, con el nerd Bernard y sus amigos Hoagie y Laverne como protagonistas, un tentáculo morado mutante, puzzles ligeros y relativamente sencillos con el estilo de juego ‘point-and-click’, mucho sentido del humor y risas aseguradas. Risas no, ¡carcajadas! Solamente por «Day of the Tentacle» merece la pena recuperar una vieja disquetera para el ordenador.

linea_separadora