De Neil Gaiman me gusta todo. Literariamente, se entiende. Sea una novela, un relato corto, un guión para un cómic, un artículo para un periódico, un prólogo para la obra de un amigo,… Gaiman convierte en arte todo lo que toca, y por esa razón son muchos los autores que recorren a su trabajo para inspirarse, copiar, homenajear, adaptar o colaborar.

criaturasnocheMagia y misterio aguardan tras las pa´ginas de esta obra maestra de Neil Gaiman. Adaptada al co´mic por el veterano pintor Michael Zulli, este tomo contiene dos bellos e inquietantes relatos de animales enigma´ticos y su sobrenatural influencia en el mundo de los humanos.

Los habituales de ViaNews ya sabéis que el británico Neil Gaiman es un autor por el que tengo devoción. A mi y a tantos otros miles de lectores alrededor del mundo. Sus obras nos suelen ofrecer un billete de ida y vuelta a un universo de fantasía muy particular, inclasificable e inimitable, que seduce tanto como sorprende. Para quienes no conocen aún la obra de Neil Gaiman, una antología de relatos es una buena forma de comenzar. «Objetos Frágiles«, «Humo y Espejos» o «Material Sensible«, por ejemplo. Estas obras son un cajón de sastre que recoge relatos breves e historias cortas, cuentos y poesías, pequeñas bromas y homenajes, dedicatorias y secuelas, que pueden servir para seducir a los reticentes y a convencer a los menos habituales. Para quienes ya mostrábamos adoración sin límites por el escritor británico estas recopliaciones nos sirven para afirmar que Gaiman es uno de los grandes maestros de la ficción especulativa moderna, un escritor que sabe perfectamente cuando debe ahorrarse un adjetivo y un adverbio, para acelerar el ritmo de la lectura en paralelo a la velocidad de los acontecimientos que nos narra, y para los neófitos es una buena manera de entrar en un universo cargado de miedos infantiles, nostálgico, extraño pero, a la vez, cotidiano, fantástico y rural, cargado de un oscuro sentido del humor y, sobre todo, de una imaginación desbordante y fuera de lo común.

«Humo y Espejos» («Smoke and Mirrors«) es una antología que recoge veintinueve relatos breves e historias cortas del mundo fantástico, erótico y onírico de Neil Gaiman (el título hace referencia a los juegos de ilusionismo de los magos), publicado originalmente en el año 1998 y, en castellano, por Norma Editorial en la colección Brainstorming en 1999. Dos de los relatos de la antología eran «La hija de los búhos» y «El precio«, que tuvieron una adaptación al cómic de la mano de Michael Zulli. Un tercer relato, «Misterios de un asesinato» también tuvo una adaptación homónima al cómic de la mano del dibujante P. Craig Russell que ya tuvimos ocasión de reseñar en otra ocasión. Nuestra atención se centrará hoy en los dos primeros relatos, publicados en forma de cómic en «Criaturas de la noche«, publicado por ECC Ediciones en junio de 2016.
En apariencia las dos historias no tienen la menor relación entre ellas, salvo venir de la misma antología de relatos de Gaiman para llegar al mismo cómic de Zulli, el hecho de ser dos bellos e inquietantes relatos acerca de animales enigmáticos y su sobrenatural influencia en el mundo de los humanos. La primera de ellas, «El precio» («The Price«), es un homenaje a los gatos. Los gatos tienen reputación de ser distantes, fríos, egocéntricos y egoístas pero Neil Gaiman nos cuenta la historia de un escritor y uno de sus gatos, un gato negro que regresa a casa, cada noche, lleno de heridas. ¿A quién se enfrenta cada noche el felino para regresar de esta manera? ¿A quién defiende?. La segunda de ellas, «La hija de los búhos» («The daughter of owls«), el escritor de Porchester nos cuenta la historia de la bellísima niña abandonada a la puerta de un convento en ruinas, su misterioso origen y su relación con los habitantes del pueblo destinada, inevitablemente, a un final trágico. Y las lechuzas y los búhos, mudos testigos de la mezquindad y la maldad del ser humano.
Así pues, aunque no lo parezca, «El precio» y «La hija de los búhos» tienen muchos aspectos en común. Como poco, la magia y el misterio que envuelven a los animales y su extraña relación simbiótica con los humanos. En los dos relatos Gaiman nos regala un nuevo viaje a su mundo, ese lugar aterrador pero tierno, hecho a medida de los adultos aunque los protagonistas sean, casi siempre, niños inocentes o, como en esta ocasión, silenciosos animales que observan desde las sombras. Un universo cargado de miedos infantiles, nostálgico, extraño pero, a la vez, cotidiano, fantástico y rural, cargado de un oscuro sentido del humor y, sobre todo, de una imaginación desbordante y fuera de lo común con la que Gaiman rinde homenaje a su arte, la narración, y a sus herramientas de trabajo con su estilo peculiar y particular, ese inconfundible sello del autor repleto de un imaginario característico a medio camino entre el romanticismo inglés y la novela gótica.

«Criaturas de la noche» («Creatures of the night«) es una obra breve pero entretenida, y aunque el dibujo del norteamericano Michael Zulli, ligero y fugitivo, casi abocetado, no es uno de los elementos más destacados, encandilará al lector adulto con esos elementos tan habituales del universo Gaiman que le han hecho reconocible. Sí, Neil Gaiman siempre tiene historias que contar, sea en cómics, obras teatrales, ensayos, novelas de ciencia-ficción o fantasía, y la mayoría de ellas son tan interesantes como sorprendentes, y nos conducen a lugares extraños, repletos de luces brillantes y de sombras oscuras, en el límite borroso entre el bien y el mal, el sueño y la vigilia. Si, como nosotros, os dejáis llevar a través de un umbral mágico y escondido, os prometo que Gaiman nunca os decepcionará.

Criaturas de la noche.
Guión: Neil Gaiman
Dibujo: Michael Zulli
Título original: Creatures of the night
Fecha de publicación: Junio de 2016
ISBN: 978-84-16746-21-7
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 48
Precio: 8,95 euros