Trigésimo sexta entrega de esta sección de ViaNews con reseñas breves de cómics, libros, películas, videojuegos, series de televisión, e incluso música, de hoy y de ayer, que merecen la pena recuperar del olvido de nuestras estanterías, o buscar un ejemplar en buen estado en el rastro, o acercarse a una tienda antes de que se agote: Tropa de élite, Un pez llamado Wanda e Indiana Jones and the Fate of Atlantis.

Tropa de élite (José Padilha, 2007).
Aún no comprendo como esta película no es más famosa, quizás porque no ha habido suficiente boca a oreja, el caso es que es heredera de la también magnífica “Ciudad de Dios” y ahora que tanto se va a poner de moda Río de Janeiro es esencial para dejarte con el cuerpo helado por lo que se ha vivido en las favelas.

Un pez llamado Wanda (Charles Crichton, 1988).
Una comedia hilarante, repleta de gags geniales y con un reparto en estado de gracia, incluyendo a una radiante y bellísima Jamie Lee Curtis, un desconocido Kevin Kline que bordó su papel de siniestro psicópata pseudo-intelectual (y ganó el Óscar como actor secundario) y dos eternos ex-Monty Phyton como John Cleese y Michael Palin, interpretando a un ingénuo y estirado abogado británico y a un tartamudo aficionado a los peces exóticos. Como fondo, un robo de diamantes y la búsqueda del botín escondido.

Indiana Jones and the Fate of Atlantis.
Junto a la saga de “Monkey Island” o “Day of the Tentacle”, este videojuego del año 1992 creado por Hal Barwood y Noah Falstein marca el punto culminante del motor gráfico SCUMM de LucasArts, en su versión v5. Con un guión digno de una película de la saga (e incluso mejor que la mediocre historia de la cuarta película del arqueólogo interpretado por Harrison Ford), el protagonista busca la Atlántida guiándose por un libro que encontramos al principio del juego “El diálogo Perdido de Platón”, y viaja a lugares como Tikal, Montecarlo, Argelia o la isla de Creta en busca de la mítica civilización desaparecida.