Rick Remender se vio ante la papeleta de poder tomar las riendas de la serie regular del Capitán América, y aún es más, ¡con John Romita Jr. a los lápices! Aquí se inicia una etapa que está entre las mejores del personaje y que mira de tú a tú a la anterior etapa de Ed Brubaker.

Capitán América de Rick Remender 1 Náufrago en la Dimensión Z      
Edición original: Captain America v7, 1-10 USA
Marvel Now! Deluxe
Guión: Rick Remender
Dibujo: John Romita Jr.
Tinta: Scott Hanna, Tom Palmer, Klaus Janson
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 264 págs. a color
26€

Con una saga completa: Náufrago en la Dimensión Z . Sin un país que proteger y sin aliados con los que contar, ¿qué le queda al Capi? Arnim Zola ha conseguido encerrarle en el mundo al revés al que sólo se le podía llamar la Dimensión Z!

La extensa etapa de Ed Brubaker al frente del Capitán América llegó a su fin y en Marvel Comics decidieron apostar por un autor que venía de cosechar un cierto éxito, importante, en Image Comics y que ahora era el encargado de relevar al guionista de la mejor, y más longeva, etapa del Capitán América en mucho tiempo. Así que se puso manos a la obra y en las primeras páginas de su primer número secuestró al Capitán América y lo trasladó a la Dimensión Z, ¿de dónde viene ese nombre? Pues básicamente viene de que esta dimensión está en manos de Arnim Zola que la está utilizando para sus planes: crear un ejército con el que subyugar a la Tierra.

La imprevista llegada del Capitán América no se puede saldar con peor balance, y es que rápidamente es capturado por criaturas alienígenas (¿extranígenas? ¿znígenas?) y entregado a Zola que se va un poco de la lengua y descubre al Capi parte plan de su plan mientras lo tortura, le quita sangre y le ¿inyecta algo en su pecho? Todo eso da igual porque Steve consigue escapar, secuestrando a un bebé que Zola mantenía en un tanque de crecimiento.

Atrás queda Sharon Carter, quien pide matrimonio a Steve poco antes del secuestro, y como primicia comenzamos a descubrir más detalles de la infancia de Steve, cómo murió su padre, su madre, a qué se tuvo que enfrentar en su tiempo como el flacucho Rogers, etc, estos flashbacks se sucederán a lo largo de todo este primer año en el que Remender sienta las bases para el uso, y abuso, que hará del pasado del Capi en Imperio Secreto pero para eso aún queda mucho tiempo.

El caso es que el Capitán América se ve obligado a pasar AÑOS atrapado en la Dimensión Z en compañía de Ian, nombre con el que bautiza al bebé, al que cuida como a un hijo propio. Por desgracia el Capi no escapó indemne y un virus de Zola se aloja en su pecho, susurrando ideas nocivas al cerebro de nuestro protagonista incansablemente, lo suficiente como para ir minando, poco a poco, los deseos de vivir de un Steve que adopta el papel de padre de Ian al 110% y que tendrá que responder al haberlo secuestrado de las manos de Zola, entre otros muchos conflictos que Remember y Romita Jr nos reservan para el final de este volumen.

Pero dejemos de hablar de la historia per se y detengámonos en el aplauso que se merece el trabajo de un John Romita Jr sencillamente colosal y que aquí tiene varios ramalazos a lo Jack Kirby que a buen seguro os impresionarán. Romita Jr es de lo mejorcito que tiene la industria del cómic y que retrata los momentos de acción como nadie. Apoyado por el entintando de pesos pesados como Scott Hanna, Tom Palmer y Klaus Janson, Romita Jr brilla con una luz que sus posteriores trabajos en DC Comics no ha permitido ver.

En cuanto a la edición de Panini, bueno, estamos ante un Marvel Now! Deluxe , que a día de hoy viene a ser algo así como lo mejor que la editorial italiana puede ofrecer, y lo cierto es que no hay pegas ante una edición impecable.

Para todos aquellos que deseen disfrutar con una aventura del Capitán América, una brillante locura, Náufrago en la Dimensión Z es, sin duda, una grandísima elección, pero cuidado, porque Remender nos ata con la promesa de saber qué es de Steve Rogers al final de este tomo y de su relación con Sharon Carter… aunque no es ese el mayor interrogante que nos deja este volumen, pero se responderá en el siguiente volumen…