Cuatro inspectores. Un cadáver.