Cómo homenajear a la memoria de tu mayor héroe, cómo justificar su muerte, cómo hacer ver a todos que su muerte ha destrozado a todos… Menuda papeleta la que se traía entre manos Jeph Loeb, pero la verdad es que La muerte del Capitán América ha resultado en un cómic bastante bueno.

Imagen activaA lo largo de 5 números, y a través de los ojos de varios héroes, vamos viendo cómo se toman estos la muerte del Capitán América. Gracias a una idea, poco original la verdad, pero muy efectiva, de J.M. Stracinsky veremos como los héroes van pasando por las diversas fases que, sicológicamente hablando, se sufren cuando hay que enfrentarse a una pérdida importante.

Comenzamos con la negación y con un Iron Man que se confiesa ante el cadáver de su amigo muerto, después tenemos la ira, con un Lobezno que está muy cerca de tomarse la venganza. La negociación con los Vengadores en su “típica” partida de cartas, la depresión con Spiderman y, finalmente, la aceptación con varios personajes dando voz a sus sentimientos.

La verdad es que este cómic, dibujado al alimón por varios artistas (con bastante variedad en cuanto a la calidad del mismo) no decepciona, a fin de cuentas sabemos que estamos leyendo; la despedida del héroe más grande de Marcel y uno de los iconos más importantes de la sociedad americana.

El cómic emociona y la verdad es que me ha gustado mucho. Me sorprende porque la verdad es que de Jeph Loeb no es que espere demasiado, ya me ha decepcionado en varios trabajos, pero se nota que en encargos como este se crece y la verdad es que el resultado final agradece el tener a un guionista que se sabe tantas “trampas” del mundillo del cómic.

Gráficamente, lo dicho, se alternan grandes pinceles con otros, Leinil Yu y David Finch, que no están a la altura y que, francamente, no se por qué gustan tanto cuando son tan deficientes en… ¿todo?

En cuanto a la edición de Panini hay que decir que es un 100% Marcel, 12 euros. Bueno, el precio estándar y… bueno, la calidad de la edición es muy buena.

En definitiva, un cómic de “despedida” para un personaje que, seguro, mucha más gente añorará ahora. Una buena compra.