Panini Cómics nos trae de nuevo a "ClanDestine", el sueño de Alan Davis de publicar un cómic de autor dentro de Marvel. Una delicia que esperamos ver de nuevo si el británico se anima a continuar con los personajes… Espero que sí, porque la verdad es que da gusto leer cómics así.

https://www.via-news.es/images/stories/clandesreg01.jpg

CLANDESTINE: EL REGRESO
Guión y dibujo: Alan Davis
Entintado: Mark Farmer
Color: J Brown, Paul Mounts
Clandestine Vol 2 1, 2, 3, 4, 5,
Tomo 100% Marvel, 17x26cms, tapa blanda con solapas, 120 páginas a color
Precio: 10.75 €
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif
{xtypo_quote} ¡No se vayan todavía, que aún hay más! Tras recuperar todas sus aventuras clásicas, ofrecemos la moderna vuelta a escena de la familia más disfuncional del Universo Marvel. Escondido entre los humanos durante siglos, un misterioso linaje de superhumanos trata de permanecer al margen de la sociedad, mientras persiguen en silencio la paz. Ahora, algo amenaza con sacar a la luz las actividades de uno de sus más jóvenes miembros, Rory Destine. Y si el mundo sabe de la existencia de Rory, ¿qué sucederá con el resto de la familia? {/xtypo_quote}
Panini Cómics publicó recientemente esta miniserie de 5 números en la que Alan Davis nos permitía reencontrarnos con la creación que, allá por 1994, sirvió como prueba de toque del británico para demostrar todo el potencial que tiene como guionista y dibujante (algo que ya se conocía desde su excelente e inigualable etapa al frente de Excalibur). En esta miniserie, muy bien editada por Panini a un precio asequible, nos reencontramos, decía, con la familia Clandestine que, ahora, vive en Inglaterra… curiosamente en una mansión similar a la que ocupó el Excalibur "de" Davis hace años. ¿Un guiño a los lectores fieles? Seguro, especialmente porque el propio grupo británico reaparece en la miniserie en una de esas aventuras que tuvieron mientras viajaban perdidos por el multiverso. Por cierto, qué maravilla verle de nuevo dibujando al grupo.

En la miniserie, y me centro ya en ella, vemos cómo los gemelos son supervisados por los miembros de la familia Destine en sus patrullas de vigilancia nocturnas, hambrientos de glora y la posibilidad de demostrar que son unos auténticos superhéroes. Eso sí, alguien se está preparando para atacar a la familia, aunque primero dejará que sea un viejo enemigo el que haga el primer movimiento. Piezas moviéndose que ocultan otras piezas manipuladas, ¿o no?. Un nuevo ejercicio ajedrecista de Alan Davis que, como ya hiciera en Excalibur (lo siento, mentí), está diseñado para sorprender al lector a cada paso que damos.

Si a esto, un guionista tan capaz y amante de un tipo de historia más "clásico", con vínculos REALES entre los personajes (amor, odio, amistad, respeto…), le unimos el excelente dibujo que sólo Davis sabe aportar… pues tenemos uno de esos cómics que hay que tener, sí o sí, en nuestra estantería. Y eso por no mencionar la miniserie anterior, también recopilada por Panini y que comentaré otro día, porque, la verdad, estas historias de Davis son unas joyitas, a pesar de que nos perdamos el largo recorrido narrativo que podría ofrecernos en una serie regular.

Pero estoy divagando. Al grano. Compradlo, leedlo y disfrutadlo. No hay otra opción.