Roca Editorial acaba de publicar en España el tercer volumen de la, ahora, saga de "El Legado"; "Brisingr", y para celebrar su salida a la venta os ofrecemos la reseña que en su día realicé. Prometo aprovechar para reseñar, después, también "Eldest" y, un poco más tarde, "Brisingr".

https://www.via-news.es/images/stories/libros/eragon.jpgTengo que reconocer que la primera vez que vi la portada de "Eragón" pensé "menuda tontería de título, es dragón pero cambiando la letra e por la letra d, ¡qué poca originalidad!". Después he ido viendo como, poco a poco, el libro conseguía mantenerse en las estanterías de las mejores librerías y siempre en lugares destacados. Eso me llamaba la atención.

El hecho de que recientemente comenzase una campaña de publicidad más importante con motivo de la película que adapta el primer libro me llevó a considerar la opción de leer el libro, así que aproveché que Zangol se lo había comprado para pedírselo (aún sigo esperando que me lo deje, ¡es TAN lento leyendo!). Al final aproveché uno de mis muchos viajes (dirección Palencia-León-Burgos) para comprarlo en la estación de tren (y es que “Eragón” está a la venta en casi cualquier librería, incluso con un pack que incluye los dos libros publicados hasta la fecha) y comencé a leerlo en el mismo viaje a Palencia.

Afortunadamente me encontré con una grata sorpresa; la trama engancha y la lectura del libro se hace muy amena. Tanto que comienzas a devorar cada página con auténtico furor. Así que cuando por fin llegó el tren a Palencia (cuatro horas y pico), había leído prácticamente tres cuartas partes del libro. No tenía pinta de que la trama fuese a cerrarse de alguna forma, se imponía comprarse “Eldest” para saber cómo continuaban las cosas. Nuevamente no tuve problemas para comprarlo, esta vez ya en Palencia capital.

El viernes, dos días después regresaba a Zaragoza desde Burgos y ya estaba enganchando, intensamente, a la lectura de "Eldest". Tanto es así que cuando por fin llegué a casa me había leído los dos libros en menos de tres días. No estaba mal.

Y, ¿de qué trata "Eragón", primera parte de la trilogía de "El Legado"? "Eragón" nos presenta a un campesino del mismo nombre que vive en una granja en mitad de un valle que casi nadie conoce. Eragón suele ir a cazar a unas montañas en las que la supervivencia es algo muy complicado, tanto que pocos se aventuran a entrar en estas tierras consideradas malditas por muchos. Allí encontrará una enorme gema que llevará a su casa e intentará vender (para descubrir que nadie puede pagar su precio). Una noche de esa gema nace un dragón al que Eragón oculta y cuida sin saber que está siendo buscado por seguidores de Galbatorix, el malvado emperador que décadas atras aniquilase a los Jinetes de Dragones y se convirtiese en único señor de Alagaësia. Un día unos seres extraños llegan al Valle de Palancar, matan al tio de Eragón y obligan a éste a huir en manos de un enigmático personaje que, poco a poco, comenzará la instrucción de Eragón como Jinete Dragón.

Mientras intentan escapar de sus perseguidores ambos viajarán por Alagaësia viendo la devastación y caos que el reinado de Galbatorix está creando, además Eragón comenzará a progresar en sus estudios como jinete a la vez que estrechará su relación con Saphira, su dragona.

Múltiples peligros acechan a Eragón y a Saphira que pronto descubrirán que son una pieza importante en la partida que luchan los rebeldes y Galbatorix, con los dos bandos deseosos de utilizarlos.

¿Influencias? La verdad es que tanto "Eragón" como "Eldest" (ya os hablaré de este otro libro más adelante), son libros repletos de referencias a sagas míticas como “El Señor de los Anillos” o "Star Wars" (de hecho consider que, especialmente "Eldest", son una clara traslación de "Star Wars" al mundo de la fantasía). Todo esto no quita para que el libro no sea atractivo e interesante, así como muy recomemdable en cuanto al posible disfrute de una saga, trilogía dicen (ya veremos si no lo alarga), y un excelente regalo para mentes jóvenes y dispuestas para ser corrompidas por la fantasía 

Es una lástima que no veamos más originalidad en la trama y en los personajes, pero, bueno, es de agradecer el poder disfrutar con un libro como este, sobre todo viendo que el público lo acoge con los brazos abiertos.