{mosimage}Estamos en un momento en el que vemos cómo DC Comics apuesta con fuerza por el relanzamiento de sus series tras el impacto que ha supuesto las Crisis Infinitas, todas las series han dado un salto temporal de un año, "Un Año Después", y ahora nos toca reencontrarnos con situaciones nuevas. Es un momento interesante.

Para todos los que vayais a leer esta reseña me veo en la obligación de avisaros de que va a haber spoilers, muchos.

{mosimage}

En fin, decía que las cosas han cambiado mucho en la mayoría de títulos del UDC, con momentos interesantes, aunque sin duda las cosas han cambiado especialmente para una Selina Kyle que se ha convertido en madre en el primer número de este relanzamiento. No sabemos quién es el padre, Will Pfeifer, guionista del título, juega al despiste mostrandonos a los candidatos más habituales (Batman, Ted Grant, Slam Bradley), pero sin darnos más datos. Mientras tanto veremos cómo el puesto de Catwoman ha sido ocupado por su amiga Holly a quien han estado entrenando intensamente. Mientras tanto Selina, bajo una identidad falsa, cuida de su hija Helena.

Sobre la nueva Catwoman hay que comentar que, a pesar de la confianza que Selina tiene en ella, no parece ser capaz de recoger el manto de ésta con las habilidades necesarias. Ha sido entrenada, cierto, pero en estos tres primeros números vemos como las pasa canutas para salir de situaciones que demuestran su inexperiencia. Personalmente no creo que el personaje llegue jamás a triunfar, pero… quién sabe.

La trama de estos números gira en torno a la paternidad de Helena y en torno a un personaje de televisión que incita a sus seguidores a grabar todo tipo de escenas violentas, este personaje pronto fijará sus atenciones en Selina para, en una impactante escena final, grabar a Holly y a Selina disfrazas de Catwoman.

Y mientras tanto la policía investiga a Catwoman como sospechosa de la muerte de Máscara Negra

Will Pfeifer, autor no demasiado conocido por aquí, aunque su trabajo en H.E.R.O. es una excelente carta de presentación, comienza la serie impactandonos con el nacimiento de Helena y a partir de entonces… no sé, creo que las cosas van un poco cuesta abajo, tanto que en el tercer número se ve obligado a traer a Selina de vuelta demasiado pronto (al menos a mi parecer). No es que argumentalmente no sea interesante, pero comienza con un gran impacto y luego va decayendo. Eso sí, el final del tercer número es un cliffhanger muy bueno.

Pero hablemos de David López, autor por el que siento especial predilección y más aún tras ver su EXCELENTE trabajo en Catwoman. Sabía que había mejorado entre El Ángel Caído y Catwoman, pero la verdad es que ver el resultado final ha sido… buff, alucinante. Este David es un dibujante totalment distinto al que conocíamos, ha mejorado en la composición de viñeta, en la narrativa de sus personajes (que me recuerdan por momentos a Gary Frank) y en prácticamente todo. Aún le queda "hacerse" al traje de Catwoman, pero la verdad es que está a la altura de los grandes dibujantes de los USA. Impresionante.

Sobre la edición de Planeta de Agostini habría que comentar que esta serie se publica dentro del experimento "Batman presenta" que agrupa las series de Robin, Nightwing y Catwoman (siendo ésta última la que abre fuego en primer lugar) cuya periodicidad será mensual pero alternando los títulos. En fin, no es que me vuelva loco de contento la idea, pero si así consigo que se publiquen las 3 series… pues se acepta.

En definitiva, una serie con un argumento interesante, con altibajos que te permiten estar atento a lo que sucede y con un dibujante de lujo.