Hace unas semanas hice un artículo sobre lo mucho que me estaba gustando la serie regular del Capitán América y el trabajo de Ed Brubaker y Steve Epting. Ahora, con el debut del nuevo Capi tengo que reafirmarme en mis opiniones.

https://www.via-news.es/images/stories/comic/Panini/capitanamerica34.jpgCAPITÁN AMÉRICA # 35
Comic-book 17×26 cms, 24 páginas a color
Guión: Ed Brubaker
Dibujo: Steve Epting
Entintado: Butch Guice
Color: Frank D’armata

¡El cómic que lo cambiará todo! Steve Rogers ha muerto… ¡Y seguirá muerto! Pero el Capitán América debe vivir. ¿Quién se oculta tras la máscara del nuevo Centinela de la Libertad? ¿Por qué utiliza cuchillo y pistola? Sólo Ed Brubaker podría concebir la historia cuyos ecos retumbarán en todo el Universo Marvel y darán un nuevo sentido a los sucesos que se pusieron en marcha tras el asesinato de Steve Rogers. Y sólo Alex Ross (Marvels) podría rediseñar el traje del Capitán América, en su triunfal regreso a la Casa de las Ideas.
Precio: 1.95 €

Ayer, después de una prolongada sequía de comics en casa, me pasé por mi librería especializada y me hice con el ansiado número 35 del Capi, número en el que debuta el nuevo portador del escudo (aviso de que más abajo diré quién es, por si aún hay alguien al que le supone una sorpresa) y, de paso, nos encontramos ya inmersos en el ataque de Cráneo Rojo contra los Estados Unidos de América. Una grata sorpresa ver cómo ataca a los USA.

Pero, vayamos por partes, aunque me chirría un poco que Brubaker diga que Tony Stark permite que Bucky Rogers trabaje para él como agente incubierto y no registrado, creo que el relevo generacional que supone Bucky como nuevo Capitán América viene a escenificar el cambio que vive la Casa de las Ideas, y la sociedad en general. Que éste porte, además, una pistola y mini-minas explosivas, resulta obvio tras la lectura de este comic. Con una explicación que, en realidad, viene a decir lo que Bucky no ha dejado de pensar: “soy el nuevo Capi porque no dejaré que otro ocupe el puesto, por respeto a Steve, pero no soy tan bueno como él y mi estilo de combate es distinto”. En fin, aplaudo esta nueva dirección de la serie y lo bien asentado que está el personaje.

Como también aplaudo que el ataque del Cráneo Rojo, para sublevar a la nación estadounidense, se lance contra las hipotecas y contra el barril del petróleo, más que nada porque los viejos ataques contra los ideales, etc, no funcionarían en la actualidad pero… ¿atacar a la nómina? ¿al bolsillo? Eso sí funciona, eso sí es lógico.

En cierta página impregnada de positivimo leí una crítica contra el “decompressive storytelling” y citaba como ejemplo esta serie. No sé vosotros, pero si echo la vista hacia atrás y recuerdo todo lo sucedido en esta serie… en fin, creo sinceramente que esto es cualquier otra cosa menos decompressive storytelling. Ardid que sí se utiliza en títulos como Los Vengadores o en las famosas sagas que está emprendiendo Marvel desde hace unos meses (un gran estallido inicial, varios números de relleno y un gran acontecimiento final podría resumir el esquema de Dinastía de M, Civil War, World War Hulk, etc), pero el trabajo que Brubaker ha emprendido en el Capitán América es colosal y completamente alejado de la “técnica Bendis” para guionizar.

Mención aparte, como siempre, merece el realista trabajo de Steve Epting, responsable también del gran éxito de esta serie y al que se ha ninguneado al no dejarle diseñar el nuevo traje, encargo que recayó sobre Alex Ross y que, en fin, resulta un tanto cuestionable. Al igual que conviene recordar que Frank D’armata está elevando el nivel de la serie.

En definitiva, por primera vez en años y años, el primer título que me leo al llegar a casa se llama “Capitán América”. Por algo será…

 https://www.via-news.es/images/stories/comic/Panini/newcaptainamerica1.jpg

 https://www.via-news.es/images/stories/comic/Panini/newcaptainamerica2.jpg