Uno de los títulos más esperados del año 2021 en Europa no era ni una película, ni un videojuego, ni un libro. Era un cómic. En concreto, el regreso del detective gatuno John Blacksad, creado por Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido. Tras una larga espera de ocho años, el sexto volumen titulado “Todo cae. Primera parte“, significa el regreso del icono más destacado del ‘noir’ dibujado y una de las obras más importantes del cómic europeo.

John Blacksad desciende a las entrañas de la ciudad en una aventura que combina teatro, periodismo y corrupción municipal. Blacksad recibe el encargo de proteger al líder del sindicato de trabajadores del metro, amenazado por la mafia de las comadrejas. Pero su investigación desafiará a los poderes políticos y empresariales que rigen los destinos de la ciudad, y estos no dudarán en aplastar cualquier obstáculo que pueda alterar sus planes.

Hace dos décadas que el guionista Juan Díaz Canales y el dibujante Juanjo Guarnido tocaron la tecla adecuada. Tuvieron que irse a Francia, pero las aventuras enmarcadas en un peculiar género negro con animales antropomórficos de John Blacksad dieron en el blanco, se llevaron el favor del público y los elogios de la crítica, vendiendo centenares de miles de copias y cosechando multitud de galardones, como el premio al autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona, el premio a la mejor serie en el Festival International de la Bande Dessinée d’Angoulême, el Premio Eisner al mejor álbum internacional y el Premio Nacional del Cómic del año 2014 que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la quinta entrega “Blacksad. Amarillo“, entre muchos otros.

Tras “Un lugar entre las sombras“, “Artic-Nation“, “Alma Roja“, “El infierno, el silencio” y “Amarillo” le llega el turno a la primera parte de “Todo cae“, una historia en dos episodios cuyo magistral primer álbum tiene el sabor inequívoco de las cinco aventuras precedentes del gato detective. Robert Moses y Jane Jacobs no asoman por las páginas de “Blacksad: Todo cae” pero su emblemática disputa por el urbanismo neoyorquino de los años cincuenta sobrevuela la historia. Ambientada en un Nueva York azotado por la corrupción urbanística y los intereses políticos, John Blacksad se verá envuelto en un asunto mucho mayor de lo que parecía al principio. Contratado para proteger a un líder sindical de los trabajadores del metro, amenazado por la mafia que quiere controlar el sector, deberá ampliar su radio de acción cuando descubra que detrás de todo ello hay intereses mucho mayores. Sí, Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido nos hablan de la especulación urbanística, de la corrupción política y de los conflictos sociales a causa de formas distintas de ver y pensar la ciudad que forman parte de la historia de la Gran Manzana y que hoy ha vuelto al centro del debate a causa de los nuevos modelos de organización urbana que se promueven desde ciudades como París y Barcelona (‘le ville du quart d’heure‘ o ‘les superilles‘). También hay espacio para hablar de los inicios del nuevo periodismo, esa corriente que se caracterizaba por una redacción libre que priorizaba las emociones y las imágenes de sensaciones, aunque este estilo no se desarrollaría realmente hasta los años sesenta.

Entre los personajes de la historia, además de John Blacksad y su amigo reportero Weekly, destacan la alpaca Iris y el halcón Solomon, una mezcla entre la actriz Stella Adler y la luminosa Jane Jacobs (“La ciudad es como una danza, un enredado ballet en el que cada uno de los bailarines y los conjuntos manifiestan claramente sus elementos distintivos, que, como milagrosamente, se dan vigor y densidad mutuamente“) y el oscuro Robert Moses (“Cuando actúas en una metrópoli sobreedificada tienes que abrirte camino con una hacha de carnicero“) de “Blacksad: Todo cae. Primera parte“. También tienen su espacio Rachel, una joven y moderna periodista que tiene un estilo muy distinto al sensacionalismo de Weekly, las comadrejas mafiosas (quizás un guiño a “¿Quién engañó a Roger Rabbit?“), los topos trabajadores del metro o el murciélago sindicalista, inspirado en Jimmy Hoffa.

Tras leer “Blacksad: Todo cae. Primera parte” podemos confirmar que sus autores, Juan Díaz Canales (Madrid, 1972) y Juanjo Guarnido (Salobreña, 1967), siguen tan en forma como el primer día. O más, puesto ya no tienen nada que demostrar a nadie. Como ya había avisado Guarnido tras “Amarillo“, una aventura que llevaba al detective desde Nueva Orleans hasta Tulsa, por las carreteras del sur de los EE.UU. a bordo de un flamante Cadillac modelo Eldorado, la nueva entrega de John Blacksad ha dado un giro, de vuelta a los orígenes: “Por petición popular volveremos al ambiente más negro, con temas más urbanos, más propios del relato negro clásico.” Pero, como siempre, la historia, el ritmo, la narración y el dibujo de “Blacksad: Todo cae. Primera parte” son excepcionales y lo convierten en uno de los mejores cómics del año.

Lamentablemente ya sabemos que para la segunda habrá que esperar hasta principios de 2023, y eso nos parece mucho tiempo.

Blacksad: Todo cae. Primera parte
Autores: Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido
ISBN: 978-84-679-4750-2
Formato: 23,5x31cm. Cartoné. Color
Páginas: 60
Precio: 16,00 euros