La colección Biblioteca Grant Morrison de ECC Ediciones, dedicada a reeditar la obra de este genial autor escocés, acoge una de las obras más accesibles publicadas bajo el sello de Vertigo de DC Comics: «Joe el Bárbaro». Una aventura llena de fantasía surgida a partir de un entorno realista y cruel para su protagonista, el joven Joe Manson.

Joe Manson no es un héroe.
Solo es un chaval de 13 años con una rata mascota llamada Jack, una madre que se esfuerza por mantener su familia a flote y un caso de diabetes que le asegura un coma insulínico si se salta una sola comida. Tiene una libreta llena de dibujos, una habitación llena de juguetes, una escuela llena de abusones y una casa llena de recuerdos. No es nadie especial. Hasta esta noche.
Esta noche, Joe se ve transportado a un mundo increíble de peligro y osadía, uno que es extrañamente familiar y, a la vez, diferente a cualquier cosa que haya visto. En este nuevo mundo asombroso, las escaleras, los pasillos y las puertas de su casa grande y oscura son montañas cubiertas por la niebla, reinos vastos y portales amenazadores que llevan a zonas desconocidas. Sus juguetes y su mascota son guerreros poderosos, y Joe es el Chico Moribundo, el salvador largamente esperado que puede derrocar al Rey Muerte y restaurar la Luz.
Joe no tiene ni idea de si es realmente un héroe o si solo está alucinando. Pero sabe que debe completar su misión… o si no, la primera aventura de Joe el Bárbaro también será la última.

Grant Morrison (Glasgow, 1960), que empezó en esto de los cómics a mitad de los años ochenta en Marvel, pero la Marvel UK del Reino Unido, dio el salto a los Estados Unidos y a DC Comics con todo un bombazo como fue «Arkham Asylum» junto a Dave McKean. Gracias a su éxito y potencial, fue el padre espiritual del sello Vertigo, fundado en 1993 por la editora Karen Berger. En Vertigo Morrison escribió una serie de cómics que han pasado a la posteridad, grandes hitos como «Los invisibles», «Kid Eternity», «We3», «Flex Mentallo» o «Animal Man», por citar algunos. La mayoría de ellos ya han sucumbido a esta Biblioteca Grant Morrison que lanzó ECC Ediciones hace unos meses. Esta edición en tapa dura de «Joe el Bárbaro» es igual a la anterior, de igual formato y con los mismos extras (diseño de personajes y desglose narrativo).
ECC ha sustituido el sello Vertigo por el más moderno Black Label. Al contrario que muchas de las obras adscritas a este sello, «Joe el Bárbaro» es apta para todos los públicos y casi diría que recomendable a uno juvenil, al que la historia puede llegar con más fuerza.
Se cuenta la historia de Joe Manson, un muchacho melancólico y poco sociable, al que le hacen bullying, y que se refugia en el dibujo y en sus ensoñaciones para superar el día a día. Huérfano de padre, al que perdió en la guerra, su madre apenas se ocupa de él. Joe tiene hipoglucemia, es decir, bajo nivel de azúcar en la sangre, por lo que necesita tomar alimentos que lo contengan para recuperarse cuando le da el bajón. Su mejor amigo es una rata llamada Jack que tiene por mascota.
Un elemento muy importante y que confiere originalidad a esta historia es la casa, de la que tendremos un recorrido en el primer número recopilado en este libro (originalmente fue una miniserie de ocho números en grapa). Sean Murphy, acompañado por el color de Dave Stewart y la rotulación de Todd Klein, es el dibujante elegido por el escritor para crear esta ambientación realista en las primeras páginas, y mágica una vez el protagonista sufra las alucinaciones. Murphy realiza un trabajo maravilloso en todo el libro, siendo la parte de la casa que carece de textos realmente impactante y precisa para meter a los lectores en el bolsillo de la historia. La casa es un personaje más: aparecerá transformada en el mundo de la fantasía, en todas sus habitaciones, siendo una localización sorprendente cada una de ellas.
En todo momento empatizaremos con Joe en su viaje fantástico con un propósito que para él es a vida o muerte. Encontraremos un montón de guiños y referencias cuando los juguetes de Joe entren en escena para convertirse en su ejército defensor. Por ahí veremos pulular action figures de Batman, Superman, Wonder Woman, los Transformers, e incluso Lobo, entre muchos otros. Los personajes secundarios conferirán chicha a esta epopeya, con el carismático Jack la rata o Smoot el príncipe de los enanos, este último uno de los personajes más tridimensionales de la obra.
Durante sus ensoñaciones Joe recorre un colorido mundo habitado por criaturas extrañas unas veces o familiares otras y será confundido con un guerrero legendario apodado El Moribundo, al que llamarán para acabar con el gobierno de terror instaurado por el rey Muerte. Aquí vemos reminiscencias de muchas obras en las que un niño o adolescente se ha visto conducido a un mundo fantástico en el cual gracias a su intervención logrará restaurar la paz. Nos viene a la cabeza «Alicia en el país de las Maravillas«, «La historia Interminable«, «Dentro del laberinto«, «Los Goonies«,… Pero sin duda el elemento más original de Joe el Bárbaro y lo que se diferencia de estas, es la incertidumbre por el destino final del protagonista en el mundo real, la acción cambiando de escenarios en la casa y que a veces se confunde fantasía y realidad, siendo ésta invadida por criaturas surgidas de ese mundo tan perfectamente representado por el talentoso arte de Sean Murphy, pieza fundamental para el éxito en todos los niveles de este gran cómic.
«Joe el Bárbaro«, con un final absolutamente genial, es una de las obras a reivindicar realizada por dos “monstruos” de los cómics. Muy recomendable.

Joe el Bárbaro
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Sean Murphy
Edición original: «Joe the Barbarian» núms. 1 a 8
Fecha de publicación: Septiembre de 2020
ISBN: 978-84-18326-79-0
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 224
Precio: 24,00 euros