“No hay nada como despedirse por todo lo alto”, eso debió de pensar Bill Sienkiewicz al acabar las páginas que contienen esta sexta entrega de la Biblioteca del Caballero Luna, y es que estamos ante el mejor momento del dibujante, sí, pero también de Doug Moench.

Biblioteca Caballero LunaBiblioteca Caballero Luna #6 
Edición original: Moon Knight 22-26 USA
Fecha de edición: abril de 2022
Guión: Doug Moench
Dibujo: Vicente Alcázar, Bill Sienkiewicz
Formato: Cartoné, 184 páginas. Color.
16€

Continúa la recopilación de la etapa completa de Doug Moench al frente del Caballero Luna, en el ambicioso proyecto en que Bill Sienkiewicz eclosionó como artista, llevando a cabo una prodigiosa evolución gráfica. Incluye “Escarlata a la luz de la Luna” y “¡Dale!”, entre otros clásicos, así como las secciones editoriales de los cómics originales.

Como si Doug Moench se estuviese reservando para estos números, visto lo ofrecido en el volumen anterior, así me he quedado tras leer tanto “Escarlata a la luz de la Luna”, “Espectro Negro” y “¡Dale!”, donde antes hablaba de los tópicos aquí llega Moench para sorprendernos con el regreso de Escarlata, un personaje que se nota que Sienkiewicz estaba deseando volver a tener en sus manos, la llegada de un enemigo tan denunciable como es Espectro Negro y ese alegato contra el maltrato infantil que es “¡Dale!”.

Y es que estos números lo tiene todo, desde el regreso de Morfeo, y la pérdida del hermano de Marlene, al regreso de una cambiada Escarlata que ahora busca venganza contra los responsables de la muerte de su hijo, a la llegada de una brutal crítica al sistema político americano, con dosis de serios problemas románticos para nuestro protagonista (que, francamente, no se merece a Marlene, a la que no presta atención durante muchísimas páginas a pesar de estar reciente la muerte de su hermano y que una y otra vez pone la misión del Caballero Luna por delante de ella), a esa dura y rompedora “¡Dale!”, en la que Sienkiewicz desarrolla gráficamente una sencilla idea de Moench hasta llevarla a la excelencia gráfica.

Estamos ante el principio del fin, aunque la Biblioteca Caballero Luna continua aún en dos tomos tan sólo dos números, fuera de este volumen, nos restan de ver a Bill Sienkiewicz en acción, y la verdad es que mientras que el anterior volumen no era un auténtico espectáculo visual es aquí donde Sienkiewicz demostró que había llegado al mundo del cómic para cambiarlo de arriba abajo, puede que “Escarlata a la luz de la Luna” sea una historia maravillosa, pero es en  “¡Dale!” donde veremos al artista alcanzar el techo de lo que la serie Caballero Luna podía ofrecerle y pronto anunció que emprendería el vuelo, dejándonos con el consuelo de dos últimas grapas. Magnífico trabajo el de “¡Dale!”, una de esas historias míticas de Marvel. No es de extrañar que, nuevamente, Vicente Alcázar acudiese a la llamada del deber para rellenar los huecos a los que el dibujante regular no llegaba.

Lo cierto es que da mucha lástima ver que el equipo formado por Doug Moench y Bill Sienkiewicz iba a deshacerse en los próximos números, la complicidad que surgía entre ellos nos había llevado al culmen en este volumen y tiemblo de pensar las maravillas que podrían haber creado.

En definitiva, hasta el momento este es, sin duda, el tomo que más he disfrutado de la Biblioteca Caballero Luna y considero que, posiblemente, es de lo mejor que hicieron (a falta de ver los dos últimos volúmenes).